Secuestrados por el sistema

30 noviembre, 2008 por Lydia Cacho Ribeiro Publicado en Artículos, Noticias | 9 Comentarios »

                                                                                                                                                                                                      Columna de la autora publicada cada lunes en El Universal y otros diarios de México 

Plan b
Lydia Cacho
                                                                         A la familia de Silvia Vargas
 

Escuchar a Nelson Vargas, ver su mirada de padre abatido, mezcla de angustia y desesperación, es recordar la ineficacia del sistema de justicia mexicano y las complicidades de los servidores públicos implicados en la no-investigación del secuestro.
Nelson está atrapado en las redes del sistema, lo intuye pero no puede admitirlo, porque su hija es rehén de una banda criminal. Nelson y su familia son rehenes de la Procuraduría General de la República, de la Agencia Federal de Investigaciones y de la Policía Federal Preventiva. Pero no están solos, al lado de la familia Vargas el resto de la sociedad mexicana es rehén del Sistema.
Narran los sobrevivientes de secuestros que sus captores a ratos les tratan bien, luego les desprecian. Les dan información cruzada para mantener el control sobre ellos. Cuando les necesitan para seguir manipulando sus intereses, les piden que hablen ante una cámara, que demuestren que se encuentran bien y que existe cierto grado de confiabilidad en los secuestradores.
La persona secuestrada no se atreve a rebelarse porque su vida peligra. Y lo sabe. La víctima se siente amenazada y agradecida con sus captores, porque tiene la certeza de que depende de ellos. La víctima les aprecia porque le dan esperanza de libertad, aunque en el fondo sabe bien que no estaría en esa situación de peligro si no fuera por culpa de sus captores.
 

Quienes se han enfrentado al sistema de justicia mexicano, saben bien de qué hablo. Los funcionarios de la PGR son expertos, saben que las víctimas dependen de su “buena voluntad” de su “deseo de ayudar”. Con el cinismo propio de los cómplices de la impunidad, los especialistas en derechos humanos de la PGR tienen como tarea apaciguar la ira y la desesperación de las familias victimizadas. Cuando el perfil del caso es público y notorio, utilizan siempre la misma estrategia. Reciben a la víctima, personalizan la conversación, muestran fotografías familiares, establecen vínculos de empatía, juran que ya pronto se resolverá. Piden paciencia. Con la sutileza del más cruel de los torturadores emocionales explican en voz bajita que si se sigue haciendo ruido en los medios, se afectarán las investigaciones.
La familia secuestrada por la autoridad se llena de angustia, algo dentro de su pecho duele, quiere llorar, mira al funcionario público experto  en mentir, protector de los intereses políticos de una falsa estabilidad.
 

Por un momento decide volver a creer. Al día siguiente aportan más pruebas, el Ministerio Público las ignora. Vuelve la ira, la desesperanza. La familia investigadora se profesionaliza, abandona su vida normal para resolver el caso. La autoridad falla reiteradamente. Vuelve a pedir paciencia. Así el ciclo se perpetúa, hasta que las víctimas se saben secuestradas por el Sistema. Su vida y la de su familiar plagiada dependen de ese pequeño hombre de traje gris, incompetente y engañador, puesto allí para manejar políticamente los golpes de “asuntos delicados”; el secuestrador lo sabe.
Mientras tanto la familia Vargas se da a la tarea de creer que su niña Silvia volverá con vida. Que en algún lugar sus captores se conmoverán y por fin la liberarán. Y si no, ha dicho Nelson, que le devuelvan el cuerpo de su hija. Millones de personas acompañamos a Silvia y exigimos que la liberen. Todas y todos somos la familia Vargas, aunque secuestrados por un sistema viciado e  incompetente, exigimos la libertad y soñamos con un país en que nuestras hijas e hijos no vivan con miedo. Silvia no está sola, su familia tampoco.  www.lydiacacho.net
 

 

 

9 Respuestas a “Secuestrados por el sistema”

  1. oscar honduras dice:

    hola querida y preciosa lidia cacho, hoy te vi por primera vez en el programa veme con jorge gestoso y te escuche , y me parecio muy interesante el tema quiero decirte que la labor que haces es muy grandiosa . te felicito por lo que estas haciendo ojala esto sea conocido en todo el mundo porque contra lo que luchas es una plaga mortal ,que DIOS te guarde y te bendiga orare por ti y te apoyare comprando tus libros …

  2. Olivia, Los Angeles, CA dice:

    OMG por primera vez te vi y escuche tu causa en este mundo. Senti enojo y pense que puedo hacer? Imediatamente mande textos a todos en mi telefono que vieran la entrevista. Claro creo de los 50 contactos a lo mejor solo 3 la vieron como todo pero espero mandar la dirreccion de tu website y comprar y leer tu libro… Que impresionante y no se. Quisiera hacer mas aprender mas y ver mas. Gracias a ti y a tu equipo y a la gente que te respalda en lo que haces. Espero poder ayudar. Este tipo de trabajo es para toda la vida y para los que llegan despues de nosotros. Gracias Thank You.. Que el dia de hoy recivas ese sentimiento feliz que nos hace recordad porque hacemos lo que hacemos… :)

  3. Salome dice:

    No hay palabras para describir la angustia compartida con la familia Vargas, contigo Lydia y con los miles de mexicanos secuentrados de este sistema de impunidad y corrupción…los que hablan como tú y como Nelson Vargas son ejemplo para todos.
    Es difícil vencer el miedo, el nudo en la garganta y las noches de desvelo, pero saber que juntos podemos gritar JUSTICIA, da un poco de paz al corazón…mis oraciones para ti y larga vida para todos los que luchamos por un México nuevo.

  4. Fer dice:

    Familia Vargas, los Tijuanenses tambien estamos hasta la madre de estos funcionarios corruptos, no estan solos en esta lucha.

  5. Las historias de secuestro ponen un antes y un después en la vidade las personas que lo sufren directamente y también en los amigos y familiares. Encima del dolor llevas un plus de temores y rabia pues en otro sitio del mundo estas cosas no pasan… Historias kafkianas son las que a diario tienen que lidiar familias mexicanas que ya no saben a quien dirigirse, donde acudir, qué hacer? y esto es un suma y sigue…
    Un abrazo por tu trabajo Lidia, eres un ejemplo para todos los periodistas que creemos que nuestro trabajo sirve para algo…

  6. armando cruz dice:

    Ante esto , lo unico que nos queda es luchar por la pena de muerte , de los intelectuales del crimen y de los operadores del crimen.

  7. Ariza dice:

    Soy mexicana. Vivo en los Estados Unidos y desde aqui he seguido los casos de secuestro Vargas y Marti (que han sido los mas sonados por que..se que existen muchos mas). Me llena de impotencia y coraje el chaos en el que se ha convertido nuestro pais.. Nos estamos deshumanizando dia con dia.. Unamonos a una causa que nos lleve al cambio que tantos Mexicanos ahelamos.. Cuando estudiaba en la Prepa..escuche a un maestro decir que la Consitucion Mexicana era uno de los docuementos mas bellos y perfectos que se han escrito, pero que el problema era que no era implementada por el gobierno ni obedecido por sus ciudadanos.

    Me uno al dolor de la familia Marti y Vargas y rezo y luchare desde aqui con lo que pueda para darle luz publica a todos los hechos y abusos cometidos por todos aquellos delincuentes que estan acabando con nuestro Mexico.

    Me ofrezco como enlace para lo que se pueda desde Austin, Texas.

  8. Te vi en la FIL-guadalajara., junto con Carmen y San Juana. Me pareces una mujer admirable con mucho valor. Sigue adelante con tu labor…te felicito. Y si de algo te sirve tienes mi apoyo.

  9. lidia eres una mujer con mucho valor me llena de coraje toda la corrupcion que hay en nuetro pais y no queda de otra que luchar por las injusticias deberian autorizar la pena de muerte si ,para secuestradores y corrupto . asi talvez el pais cambiaria ,un poco es importante de que todo mundo lea nuestra constitucion y sobretodo que tenga el valor de denunciar cualquier acto de corrupcion
    y hacerlo publico que todo mundo se entere de lo que esta pasando ya no quedarnos callados y unirnos estoy contigo lidia cacho.

Deja un comentario

Libros

Twitter