Lydia Cacho es galardonada

30 octubre, 2007 por Lydia Cacho Ribeiro Publicado en Noticias | Sin comentarios »

Lydia Cacho es galardonada
Obtiene el premio mundial Valentía en el Periodismo 2007

MÉXICO (AP).— Ella decidió revelar una red de pederastia en Cancún, Quintana Roo, al exponer a hombres poderosos que considera implicados, y más tarde —irónicamente— llegó a los espacios informativos cuando se le quiso acallar mediante una detención con visos de secuestro, amenazas y hasta una demanda.

Lydia Cacho Ribeiro se asomó por el bajo mundo del destino turístico y salió con una acusación punzante de políticos poderosos a los que culpa de hacer poco o nada para impedir que un prominente empresario llevara con engaños a niñas pobres del balneario caribeño a su casa para que él y sus amigos tuvieran relaciones sexuales con las menores.

Dos años después de la revelación, la lucha de la periodista contra quienes trataron de acallarla está ahora en la Suprema Corte de Justicia.

Lydia Cacho Ribeiro recibió ayer el Premio Valentía en el Periodismo 2007 que entrega la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios de Comunicación con sede en Nueva York, Estados Unidos, como un tributo a sus acciones a favor de los derechos de los niños y las mujeres.

Defensa Lydia Cacho, fundadora y directora de un albergue para víctimas de delitos sexuales en Cancún, defiende su decisión de exhibir lo que consideró como ineptitud de fiscales y periodistas locales que acosaron a presuntas víctimas y mutismo de empresarios y políticos que soslayaron los abusos.

“No dije que esas personas necesariamente violaron a esas niñas”, aclaró la escritora, quien insiste en que sus afirmaciones están respaldadas por documentos oficiales del caso y declaraciones de menores que fueron víctimas de abuso sexual.

Lydia Cacho, de 44 años, sostiene que su profesión de periodista está bajo acoso en gran parte de México, donde los medios de información están sujetos a la intimidación y violencia del crimen organizado y a las presiones de dirigentes políticos.

En su libro “Los demonios del Edén”, la autora relata supuestas correrías en Cancún del empresario Jean Succar Kuri, quien en julio de 2006 fue extraditado por Estados Unidos para ser enjuiciado en México por corrupción de menores, abusos sexuales a menores y pornografía infantil. Succar Kuri ha negado las acusaciones.

El asunto causó sensación por la divulgación de grabaciones de audio con telefonemas en que el gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, y el empresario Kamel Nacif tramarían la encarcelación de Lydia Cacho, quien en diciembre de 2005 fue llevada por carretera de Cancún a una prisión distante 1,500 kilómetros, bajo la custodia de policías que no pertenecían al primer lugar y no le dijeron los motivos del arresto. En el trayecto, fue sometida a intimidación por los agentes poblanos.

Más tarde, ya en Puebla, se le comunicó que había sido acusada de calumnia y difamación por Kamel Nacif y fue dejada en libertad bajo fianza.

Cautela Ahora, exonerada de los dos cargos, Lydia Cacho espera la respuesta de la Suprema Corte de Justicia a sus acusaciones contra Marín y otros altos funcionarios estatales por abuso de poder, tráfico de influencias y violación de derechos humanos.

La escritora espera con reservas que el máximo tribunal permita que el Congreso retire a Marín la inmunidad que tiene como gobernador.

La activista se enfrenta aún a una demanda por difamación de una mujer quien dice que fue víctima de abusos cuando niña y aparece con un seudónimo en el libro de Lydia Cacho. La demandada y sus abogados han preguntado quién paga los gastos legales de la querellante, sin obtener respuesta hasta ahora.

Deja un comentario

Libros

Twitter