CARTA A ESTUDIANTES DE UNICARIBE

25 febrero, 2013 por ricardo Publicado en Comunicados | 5 Comentarios »

Cancún, Quintana Roo Febrero 2013

Estudiante: ¿Qué pasa en nuestra Universidad del Caribe?

Desde su fundación fui nombrada Consejera de esta maravillosa Universidad Pública, cuyo modelo ha sido reconocido como uno de los mejores del país. Antes de salir el gobernador Félix González Canto, por razones políticas y de amistad, impuso al empresario Arturo Escaip Manzur como rector. Su trayectoria  eminentemente empresarial y su viejo título de Harvard, nos hicieron creer a algunos que llevaría a la Universidad hacia el progreso y el fortalecimiento institucional.

Lo que hizo frente a nuestras miradas fue todo lo contrario. Desde su toma de protesta en el año 2009, Escaip Manzur se negó a llevar a cabo juntas de Consejo para transparentar su operación. En contra del reglamento se apropió del negocio de la cafetería y comenzó a utilizar recursos propios de la Universidad para uso personal y familiar. Durante estos años ha pasado una tercera parte de su rectoría viajando a Europa y otros países para asuntos personales; ya que entre otras cosas se dedica a la importación y ventas de joyas y piedras preciosas. Su ausencia y falta de liderazgo permearon en buena parte del cuerpo administrativo, generando una división entre dos grupos. Quienes defienden el Modelo universitario y la trasparencia y calidad, y quienes como el Secretario Académico, Hilario López Garachana, han impuesto una tiranía a fuerza de amenazas, espionaje y malos manejos de material y recursos. En los dos últimos años Escaip y sus más cercanos colaboradores han desarticulado algunos de los más importantes logros de la Unicaribe, utilizando la amenaza y el despido injustificado de profesores investigadores, para silenciar la defensa de dicha casa educativa y sus principios rectores.

Yo personalmente acudí a la Secretaría de Educación  federal hace dos años para llevar evidencia de los hechos, solicitamos una auditoría que se llevó a cabo y está arrojando todo tipo de anomalías. El 28 de febrero termina el cuatrienio del rector Escaip, y por tanto las y los consejeros, así como la Junta Directiva, ya deberíamos de conocer la orden del día para las reuniones de rendición de cuentas y para asegurar que el procedimiento de elección de un nuevo rector, o nueva rectora, se de en el marco de la legalidad y transparencia. Escribo esta carta por dos preocupaciones, la primera, para incitar a estudiantes a dejar atrás el miedo y exigir  pacíficamente que su universidad siga siendo una de las mejores del país, la segunda, porque es nuestra obligación defender ésta que es nada menos que la joya educativa del Estado de Quintana Roo.

Dirijo esta carta abierta a ti, a todos y todas las estudiantes de Cancún. A las y los universitarios, por supuesto, pero no sólo a ustedes. También, al estudiantado de las prepas oficiales y privadas, de las secundarias y de las primarias. A todos y todas nos involucra lo que está ocurriendo en la Universidad del Caribe. Estos sucesos están malbaratando tu preparación, tirando a la basura tus oportunidades futuras y derechos para una vida mejor.
¿Sabes lo que pasa en esta máxima casa de estudios?, ¿la que el Estado ha abierto con los impuestos que pagan tu madre y tu padre?, ¿la que por lo mismo te debe costar muchísimo mucho menos que las universidades privadas?, ¿la que tiene el encargo de formarte como profesionista y como persona completa, culta, sana e involucrada con su comunidad?

Si no lo sabes, comienza a preguntar. Pregúntale a todo el que puedas y a todo el que creas que tiene alguna información del estado de las cosas en la universidad pública de Cancún. Si no lo haces, si no lo hacemos, nos vamos a arrepentir toda la vida. Y la tuya apenas comienza. Tienes el derecho no sólo a saber qué pasa, sino a exigir que lo que ocurre en la Universidad del Caribe se detenga, se componga y nunca más se vuelva a repetir. Pregunta hasta que obtengas respuestas, hasta que la situación de tu universidad cambie, hasta que a los responsables de este deterioro salgan de allí.

Quizá no lo sepas, pero tu universidad alguna vez fue un ejemplo en todo el país. Como una casa de estudios abierta, pensante y libre. Como una institución limpia, cómoda y comprometida con el estudiantado. Como un lugar de profundo crecimiento y contagioso ánimo profesional para las personas que allí trabajan. Todo eso se desvanece en un ambiente de autoritarismo, racismo y opacidad.

La Universidad del Caribe poco a poco deja de ser nuestro orgullo, nuestra gran educadora, nuestra amiga. Es lamentable, pero debemos admitirlo.

Si eres estudiante de Unicaribe, sabes perfectamente de lo que estoy hablando. Te ha tocado ver cómo sus instalaciones, antes siempre bien mantenidas, están ahora sucias y en mal estado. Puedes ver, porque lo has vivido, que ahora hacer deporte es un lujo que cuesta; antes era tu derecho: a la diversión, al entretenimiento y a la salud. Pregunta, ¿qué pasó con el notorio patronato deportivo?, ¿por qué desaparecieron tan de repente, como si huyeran?,  ¿por qué despidieron al encargado de deportes, si es enormemente respetado por todos y todas ustedes?

Pregunta e investiga a fondo, porque te quieren engañar. Te van a querer manipular. Te van a decir, por ejemplo, que es porque el gobernador no quiere a la universidad. Y que por eso hay una crisis financiera en tu casa de estudios. Eso es mentira, el gobernador Borge conoce el valor que Unicaribe tiene para el Estado.

Los recursos faltan en la universidad no porque el gobernador no le quiera dar dinero a Unicaribe sino porque le han hecho auditorías, tanto federales como estatales. Y estas revisiones han detectado malos manejos dentro de la institución. En otras palabras, no hay dinero en la Universidad del Caribe porque encontraron corrupción. Pregunta, hasta que te respondan: ¿quién ha realizado auditorías?, ¿por qué?, ¿qué encontraron?, ¿hay responsables?, ¿qué les ocurrirá a quienes metieron en terribles problemas a la Unicaribe con sus malos manejos?. Lo cierto es que la federación sí tiene recursos para Unicaribe, pero es tarea del rector asegurarlos por las vías adecuadas, en tiempo y forma.

Puedes preguntarle a tus profesores. Cuando lo hagas, te darás cuenta de que algo anda muy mal. Porque casi con toda seguridad tu profesor volteará a un lado y otro antes de contestar. Titubeará, no sabrá qué decirte. ¿Y sabes por qué? Porque están siendo hostigados. En tu institución las y los profesores están amordazados con la amenaza de ser despedidos si ejercen su derecho a pensar y opinar. Ante la corrupción, el terror. Por ejemplo, a las y  los investigadores que se muestran muy preocupados por el futuro de sustentabilidad de los negocios en Cancún, se les manda callar para que no opinen que nuestro crecimiento económico debe ser racional y respetuoso con el medio ambiente. Eso es lo que se enseña ahora: a obtener lo que se desea por medio de la fuerza, del terror, justo lo contrario de lo que manda el modelo educativo.

Esa es la lógica de este rector: que todo negocio que puedas hacer hoy es mejor que cualquier oportunidad de otros en el futuro; que cualquier negocio propio, incluso dentro de una universidad pública; es mejor que cualquier concepto de calidad en la educación; que más vale dinero en la bolsa de corruptos que dos mil quinientos estudiantes pensando. En lugar de enseñarte creatividad y productividad, esto es lo que te están enseñando. Por eso, pregunta.
¿Por qué en mi universidad no hay una fuerte visión de futuro? ¿Por qué quisieron subir las cuotas estudiantiles? ¿Por qué siempre hay pequeñas construcciones por todos lados, que nunca quedan bien? ¿Quién gana con todo esto? ¿Por qué se comenzó a cobrar en las actividades deportivas? ¿Quién maneja la cafetería, negocio turbio dentro de una institución pública? ¿Por qué se despide injustificadamente a profesores y profesoras?. Porque las filias y fobias personales del rector pueden determinar el futuro de un cuerpo académico bien conformado? ¿dónde quedó esa filosofía y ambiente de esperanza con que crecimos los primeros 8 años?
Querida, querido estudiante, pregunta, una y otra vez: ¿qué es lo que está pasando en  mi Universidad del Caribe?, ¿por qué se está perdiendo lo que nos costó tanto trabajo construir?, ¿quiénes son los responsables? Detrás de este esfuerzo educativo hay muchos importantes empresarios preocupados por el bienestar de tu universidad que creen el la importancia de tu educación, hay activistas, periodistas, padres y madres de familia que sabemos que Unicaribe es de la sociedad y que ha llegado el momento para rescatarla de la abulia y la corrupción. Vamos, unidos, por la educación aquí y ahora.

Queremos un proceso transparente y rector o rectora a la altura de esta casa educativa, ni más ni menos.

Lydia Cacho

Miembro del Consejo Universidad del Caribe

Periodista / Derechohumanista

www.lydiacacho.net @Lydiacachosi

5 Respuestas a “CARTA A ESTUDIANTES DE UNICARIBE”

  1. […] El interés de Lydia Cacho en la Unicaribe es doble porque, además de periodista, ella misma es Miembro del Consejo Universidad del Caribe. Transcribimos el texto que resulta interesante a la luz de los últimos acontecimentos: CARTA A ESTUDIANTES DE UNICARIBE […]

  2. Javier Uribe dice:

    Es una pena, estoy en sexto semestre de prepa y quiero entrar a la unicaribe por todo las oportunidades que ofrece pero ahora me entero que hay problemas de malos manejos administrativos y hasta imposición y amenazas.
    Espero que se solucione. la universidad me enamoro desde la primera vez que la vi.

  3. fran trej dice:

    APOYAREMOS EN TODO LO QUE SEA NECESARIO PARA RESCATAR DEL CAOS A NUESTRA QUERIDA UNICARIBE
    SOLO DIGAN COMO , DONDE Y CUANDO

  4. Cecilia dice:

    Es lamentable que este sucediendo esto en la Universidad!!! Deberían exigir la renuncia y denunciar, porque estos personajes se esconden en los amigos poderosos o políticos y así creen que no va a pasar nada, pero es importante que la Voz se escuche fuerte y en UNIÓN para que sea una verdadera defensa a los derechos primarios de los estudiantes y profesores!!!
    La Unión hace cambios

  5. Ma.Dolores Velarde dice:

    Hola Lydia,

    Es un gusto saludarte, te comento que mis 2 hijos estudian en la Unicaribe y vemos las fallas que estan teniendo, me da gusto que lo hagas publico como siempre y espero que haya un proceso transparente
    para designar al nuevo rector o rectora.

    Recibe un afectuoso saludo,

    Lole

Deja un comentario

Libros

Twitter