PLAN B/ LA CORRUPCIÓN COMO VALOR

22 junio, 2008 por Lydia Cacho Ribeiro Publicado en Noticias | 22 Comentarios »

Lydia Cacho
Un importante miembro del Consejo Coordinador Empresarial sale de dar una conferencia sobre Valores y honestidad para el éxito empresarial. Habló sobre la gravedad de robar señales de cablevisión o comprar películas piratas. Va manejando y da una vuelta prohibida, la patrulla lo detiene, amerita una multa y restarle puntos a su licencia. El empresario se arregla con el policía con mil 500 pesos. Es mucho dinero, pero tiene prisa. Una joven de 15 años, hija del rabino más connotado del Distrito Federal, teme perder su beca en una escuela privada y compra su examen final por 20 mil pesos en efectivo. Un conductor de noticiero radiofónico sale de la estación luego de fustigar la corrupción política. No trae placas desde que compró su camioneta hace seis meses. Pero su chofer le consigue permisos en Tránsito usando la fama del jefe. Cerró la fecha de inscripción de la Universidad Pública y 230 estudiantes quedaron fuera por falta de espacio, un Secretario de estado llama al Rector y le insiste en que tres jóvenes de calificaciones mediocres deben entrar porque son hijos de sus compadres. La conversación va de la extorsión a la amenaza; el Rector cede y deja fuera a tres estudiantes que habían  ganado legítimamente su derecho a estudiar. Un obispo da misa, al terminar se encuentra con un representante del Cartel del Golfo y le confiesa en privado. A cambio, una narco limosna en efectivo de 300 mil dólares. Se persigna con ella y le dice al narco “Que Dios te cuide, hijo mío”.
Todos los días la gran mayoría de los casi 60 millones de personas adultas Mexicanas buscan justificaciones para violar las leyes. ¿Por qué?
 Octavio Paz explica en un ensayo las raíces de la cultura de la corrupción. En el período colonial las leyes fueron diseñadas desde España, basándose en el sistema de vida español, trazadas por gente que nada conocía de los usos y costumbres mexicanos, ni del clima y la vida cotidiana. En algún momento hubo 200 mil ordenanzas que regían la vida de la Nueva España (México) hasta los últimos detalles, pero cuya aplicación real habría hecho la vida imposible. Durante trescientos años los habitantes de este lado del Atlántico crearon una cultura de negociación fraudulenta cotidiana. Cada día, sobre cada ordenanza de la corona española, alguien creó atajos para incumplir leyes absurdas y arbitrarias.
 Para toda la población las leyes eran legales pero no legítimas. No gozaban de consenso y respeto de la gente. Durante tres siglos nuestros antepasados aprendieron a desconfiar de leyes impuestas por conquistadores. Leyes en esencia racistas, sexistas, producto de un doble discurso. Durante tres siglos se cultivaron valores fincados en estrategias para quebrantar leyes, para negociar su incumplimiento sin castigo. La corrupción en México es un valor cultural añejo. Un valor que cotidianamente alimentan ricos y pobres, políticos y narcotraficantes. Policías y ladrones, burócratas y empresarios.

 Lo cierto es que todos los días quienes moralizan sobre corrupción, la ejercitan. Corrupción significa descomposición. Descompuesto está nuestro sistema de justicia, porque no se aplican las leyes sino la interpretación para quebrantarlas. La cultura se transforma en la medida en que la sociedad descubre, acepta y favorece el cambio de sus costumbres, e implementa nuevos sistemas de principios y valores. Es un asunto de congruencia individual y colectiva. Aunque efectivamente la maquinaria política se fortalece y nutre diariamente con actos de corrupción, y aunque es bien cierto que el poder judicial es inoperante por su alto grado de descomposición, no podemos seguir hablando de los problemas de nuestro país basándonos en “lo que hacen los otros”; nos urge una mirada hacia adentro, una autocrítica urgente nos espera ¿podremos transformar nuestra cultura? Ustedes dicen…  

22 Respuestas a “PLAN B/ LA CORRUPCIÓN COMO VALOR”

  1. Ramon Mier dice:

    Sí, y lo hemos venido haciendo además. Los avances se antojan lentos e insuficientes, pero están ahí para quien quiera mirarlos.

    Nada ha contribuido más a transformar esa cultura que el eliminar las oportunidades de corrupción y disminuir los incentivos para incurrir en conductas ilícitas.

    ¿Para qué voy a pagarle a un “gestor” cuando un trámite lo puedo hacer yo mismo desde la comodidad de mi hogar por internet?

    ¿Para qué pagar una mordida a un agente de tránsito cuando las multas son fáciles de pagar y su importe no es desproporcionado en función de la sanción?

    ¿Quién va a traer bienes de contrabando cuando es fácil importarlos legalmente y pagar impuestos?

  2. Juan Robles dice:

    Hay una franja amplia de las leyes que afortunadamente se respeta y cumple. Pero los núcleos duros de violación de las leyes, son los grupos de poder político y económico, que ante el desmantelamiento del presidencialismo priista, se han impuesto el incumplimiento de partes de la ley en base al poder de que detentan. Esos son los que hay que exponer y combatir, exigiendo que se cumplan las leyes y se legisle mejor.
    La sociedad responde ante sistemas legales infuncionales, evitando su cumplimiento, lo cual es obvio para cualquier gobernante competente, que debe desarrollar esquemas que faciliten su cumplimiento, tanto por su pertinencia, como por la organización para hacer que se cumplan.
    La cultura de la legalidad en muy poco tiempo se amplía en la sociedad.

  3. Luis dice:

    Simplemente me sorprende la forma en que traduce los pensamientos que compartimos muchos y los plasma magistralmente. Siempre es un placer reflexionar con sus escritos y me han ayudado a comprender nuestra sociedad, descifrando sus raices. Sin afán de adularle: Gracias nuevamente!

  4. JUAN BARRIENTOS dice:

    Lydia quiero felicitarla,por la gran mujer que es por otra parte, lo que menciona en este artículo no es nuevo y cada que puedo leer a una persona expresando todo esto me animo a no ser igual que los demas,pero que cree, tambien me sumerjo en una gran impotencia para cambiar la mentalidad de nosotros los mexicanos y cuando uno trata de hacer lo correcto, la gente piensa que los que el que esta mal es uno.En fin espero que algún día todos hablemos el mismo idioma y compartamos los mismoa ideales, buscando en todo momento el bienestar del projimo, creo que ese es el secreto para cambiar todo ponernos en el lugar de los demas.Por otra parte como me gustaría que diera una platica de denuncia o prevencion de la violencia contra la mujer en Tultitlán, actualmente soy Sindico y me gustaria que las mujeres la escucharan y se llevaran como regalo un ejemplo de mujer. Con todo mi respeto y admiracion quedo a sus ordenes.
    LIC.JOSE JUAN BARRIENTOS MAYA

  5. Antonio Cárdenas dice:

    Hola; cuando trabajaba en el taxi, mi patron me decia que era mejor pagar una mordida a que te infraccionaran (estaba en total desacuerdo, segun yo). La primera ocasion me infraccionaron, después olvide la postura que tenia hacia la corrupción y la ejercí.
    Afortunadamente o desafortunamente me salí del taxi (aunque ahora estoy desempleado). Pero me reconforta no estar dando “mordidas”.
    Es que como dice la Autora, es un problema muy añejo, ¿Acaso es muy dificil ponerse de acuerdo con miles de personas (Cancún) o millones de personas (México)para teminar con el problemita ese. ¡Mecacho!

  6. Gabriel dice:

    Admiro la valentía y además la universalidad de tus comentarios, Soy Argentino, hace un par de años estuve un par de meses en tu país, y me doy cuenta que al desmenuzar tu relato, puede ser tan cotidiano, allá o aquí, cambian los montos del dinero, pero básicamente es lo mismo…Trato de mantener el optimismo, y espero que sino podemos nosotros, con gente como tí, que hace reflexionar a las nuevas generaciones, podamos si, cambiar nuestra cultura, y nuestra mentalidad, gracias.

  7. Luis Olvera dice:

    Yo no creó que se pueda. Tal vez si existieran más oportunidades en este país.

  8. Lourdes López dice:

    Me sumo al comentario de Luis, en algún momento intenté explicar en un texto la manera tan simple en los que se dejan “lagunas” en los Códigos penales de cada estado para poder zanjar de alguna manera las leyes. Había un Procurador aquí en el estado de Veracruz que le decía a su amigo abogado “yo los meto, tú los sacas”, porque lo hacían sencillo, hasta la fecha esto se da en el sistema de justicia veracruzano. Diariamente son liberados delincuentes que “el Ministerio Público no pudo encuadrar debidamente en el Código Penal” y esta situación provoca que sean sacados durante el periodo constitucional –las llamadas 72 horas– muchos así salen y se pitorrean de quienes los acusan, es más, se atreven a amenazar a quienes los denunciaron. ¿Procuración de Justicia? Quisiera saber cuándo y dónde…

  9. Franz Conde dice:

    Hay una profundidad cultural en las disquisiciones de Cacho. Si se asomara más profundamente a los abismo del infierno de la corrupción, Cacho vería el meollo del asunto: lo que se impone en la vida cotidiana de los mexicanos no son “las ideas” sobre el bien común, sino “los intereses” individuales o los de grupos minoritarios absolutistas. Las práticas cotidianas de los mexicanos son una respuesta sociohistórica a la verdad emitida por Tocqueville: “Más que las ideas, a los hombres los separan los intereses”.
    Estos intereses son cada vez más individualistas y permean toda la sociedad; y esto se agudiza porque vivimos en una sociedad cuya distribución de la riqueza es tan inequitativa.

  10. gerardo mancillas dice:

    Respecto a la corrupción del artículo de hoy en el universal.
    Combatir la corrupción es el paradigma equivocado…!

    Ferando Savater nos hizo saber hace apenas algunas semanas: ” LA corrupción siempre hubo, existe y existirá por un largo futuro…
    y esta muy fuera de nuestro alcance el poder evitar que exista….
    lo que hay que atacar es la IMPUNIDAD”….

    y eso, esta mas a nuestro alcance!… claro que el resultado del juicio contre el “¨gober precioso” y en contra de Lidia nos deja perplejos… pero habremos de insistir en esta lucha…. después de todo en circumstancias mas severas aún que las nuestras “el sistema” tuvo que dejar en libertad por la presión internacional persistente por muchos, muchos años – mas de 35- a su “enemigo público #1 Nelson Mandela…!

    así que a no bajar los brazos y mantenernos siempre en la lucha aunque los resultados no los veamos en nuestras vidas y con la esperanza de que nuestros hijos y nietos lo logren…!

  11. Julio Avila dice:

    Un claro ejemplo de que cómo le atribuimos la culpa a los demás, es el caso de las 12 muertes ocurridas en el operativo policiaco del pasado fin de semana.
    El director de la SP culpó directamente al propietario del antro desde sus primeras declaraciones televisivas.
    El titular del Noticiero Hechos de la noche, se preguntaba en tono de reflexión pública quénes fueron los que ocasionaron que menores de edad perdieran la vida en un operativo “posiblemente mal manejado”.
    Hoy los diarios consignan los procesos judiciales inciados en contra de los propietarios y colaboradores del mencionado antro, así como de la posible responsablidad del jefe policiaco que comandaba el operativo.
    Y los padres, dolidos por su irremediable pérdida, claman pronta justicia cueste lo que cueste.
    El lider panista acusa al Jefe de Gobierno de estar en todo menos en los “que debe hacer como cabeza de gobierno del DF”, y este, el Jefe de Gobierno, reconoce fallas en el operativo y ordena llegar hasta sus últimas consecuencias en este asunto.
    Todos tienen la culpa menos los menores fallecidos.
    Pobrecitos de sus Padres que nunca supieron dónde estaban sus hijos y ahora seguramente lo sabrán, aunque ya sin ningún objeto.
    Diputados involucrados en el caso; delegados que nunca hicieron su chamba, empresarios ambiciosos corrompiendo menores en plena luz del día.
    En fin, todos tienen parte de culpa pero ¿quién va a pagar los platos rotos?
    Seguramente una maquinaria justiciera que podrá dictar sentencias con base a “derecho”, pero que nunca podrá poner el ejemplo que merece esta sociedad que día con día convive con la corrupción, el nepotismo, la insolvencia moral de nuestros gobernantes en todos los niveles y una sociedad cada vez más descompuesta que no sabemos cuándo estallará para sacar la pudredumbre que la corroe por dentro.

  12. Yaotl dice:

    ¿Consejo Coordinador Empresarial? No lo conozco. si existiese, podría tratarse de un consejo que coordine el desarrllo de empresas. Lo que sí conozco es un consejo que coordina y distorsiona elecciones. Consecuentemente, yo lo llamo Consejo Coordinador Electoral, con más peso que el fraudulento IFE, hoy devastado y corrompido.

    El CEE carece de autoridad moral para hablar de cualquier tema. Muchas de las empresas que los conforman han vivido del presupuesto del estado mexicano y aún así tienen el descaro de llamar a la cmpetitividad. Sus cuadros estudian en colegios de ultraderecha y promueven la corrupción para mantener sus privilegios.

  13. Luis Valverde dice:

    Comparto completamente la idea de que la corrupcion esta presente en toda la sociedad, y no es exclusiva de nuestros politicos o policias.

    Todos tenemos una especie de brujula moral, y sabemos perfectamente lo que esta bien y mal. Tanto asi, que cuando viajamos o vivimos en otros pais, respetar leyes es casi automatico. Como menciona Lydia, tiene que ver con con la nula aplicacion de la ley, y como resultado, que pocas veces hay consecuencias.

    Sin embargo, aunque la teoria de Paz acerca del origen de la corrupcion puede ser cierta, sugiere que todos nuestro males provienen de los espanioles y que no podemos hacer nada para cambiar nuestro pasado. Si fuera asi, Chile seria un pais igual de corrupto que Mexico, y despues de vivir en Chile, me consta que no es asi.

    La autocritica y la reflexion son el primer paso. Cambiar nuestro comportamiento individual es el segundo. Ambas son tareas dificiles, sobre todo cuando hay pocas incentivos para hacer lo correcto.

  14. Paula dice:

    Estoy de acuerdo con tu artículo, pero también es cierto que en los años cuarenta por ejemplo, los valores morales eran más sólidos y la corrupción no era tan general ni en todos los sectores, creo que esto ha ido degenerando. Otro factor en la corrupción es la falta de un sistema judicial que realmente haga su trabajo, que realmente sea independiente, que cumpla con la defensa de los ciudadanos con eficacia y rapidez . Todos sabemos que hay corrupción, pero ¿Dónde denunciar para que realmente se castiguen estos hechos y no se sigan dando?, ¿A dónde acudir para erradicar la impunidad? ¿De que nos sirven tantas leyes si no se cumplen o se hacen cumplir? Creo que un País puede cambiar si quiere, y no echarle solo la culpa a nuestra historia. Mejor veamos que podemos hacer para cambiar el futuro.

  15. Estoy realmente concientizada y decepcionada de que al hombre no le basta con destruir y hacerle la vida imposible a la naturaleza, sino también a pequeños seres que en ocasiones no entienden el daño que les estan haciendo .. Con tu permiso copiaré este articulo y lo pondré en mi fotolog.

    De verdad me ha tocado el alma y trato de que varias personas se den cuenta de que esto lo unico que hace es hacer mas daño del que ya hay en el mundo. Un pobre niño no saben que le estan (posiblemente, ya que en muchos casos ocurre) destruyendo sus organos (futuros) resproductores, sus sueños, que le estan creando una pesadilla, un nuevo problema a alguien que apenas comienza a vivir …

    Es realmente indignante y desesperante saber de que existen este tipo de organizaciones.

  16. Claudia Flores dice:

    Durante tres siglos, dices, Lydia (me considero igual en una sociedad de iguales, y por eso escribo “de tú”), “se cultivaron valores fincados en estrategias para quebrantar leyes, para negociar su incumplimiento sin castigo”.
    Qué pena que los últimos dos siglos no hayan entonces cambiado en nada, a ese respecto, en la socialización de los mexicanos!!
    Con respecto al bicentenario, ¿hay algo que festejar?

  17. Kire dice:

    Dos conocidas mias alguna vez expresaron su opiniòn con respecto a la corrupcion… y me dijeron:
    “si el gobierno y las autoridades son una bola de corruptos que nos roban nuestros impuestos, yo tambien buscare la manera ‘facil’ de hacer y obtener las cosas”
    Creo que ese es otro factor motivador para muchas personas.
    Làstima que no ven el cuadro completo.

  18. Alfredo Pontones Baute dice:

    Días después del desastre de la “News Divine”se han dicho miles de cosas, se han pedido cabezas, se ha condendo a todos los posibles responsables, se ha cuestionado a los padres de los muchachos que lamentablemente perdieron la vida…
    Se ha proclamado que la corrupción imperante fue la causa pero no hemos llegado al meollo… Todos tenemos la culpa y estas catástrofes se seguirán viendo con la misma o más frecuencia porque no hemos aprendido la lección.
    Me refiero a nuestro gusto por hacer todo por debajo del agua, a nuestra admiración por los “vivillos desde chiquilos” y nuestra burla y desprecio por los pobres bueyes que prefieren hacer todo de manera honrada, a recurrir siempre a hacer las cosas de la manera “fácil” y no la correcta, a nuestra pasión por todo lo ilegal –contrabando, piratería, mercancía robada, etc.-, a el ensalzar y practicar con fervor la falta de respeto por toda ley, reglamento, norma o cosa que signifique restringir nuestra “libertad” de hacer lo que nos de la gana sin olvidar la falta de respeto por el bien común, a nuestra autoglorificada irresponsabilidad e impuntualidad mexicana. ¡Y somos todos! Siempre dispuestos al enjuague, a pagar mordidas para todo, a dar “propinas” y miles de cosas más para “cumplir” con requisitos de operación, de seguridad, laborales y todo lo que marcan las leyes…
    Pero sigamos siendo como somos, así nos lavaremos la conciencia buscando culpables cada vez que se repitan los Lobohombos, Pastas de Conchos, News Divines, los millones de accidentes de tránsito debidos a negligencia y así hasta el cansancio… Después lloraremos nuestras pérdidas y repetiremos la historia… Es la cosecha de nuestra corrupción.
    La Solución: cada uno de nosotros debe decidir no seguir igual y manejarse de manera íntegra y poner el ejemplo.

    Alfredo Pontones Baute

  19. fer dice:

    ¿alguien tuviera el archivo del ensayo de las raices de la corrupción que lo pusiera en línea para descargarlo?

  20. Eduardo dice:

    Con toda la admiracion a tu valor y coraje de enfretar a la Autoridad y con Mujeres co tu se le dara un giro a la historia en este Pais del no pasa nada, poco a poco y sigilosamente se dessarrollan conciencias para enfrentar a la Autoridad ( de galopante y Olimpica ignorancia) para provoca el cambio que merece este Pais.
    Con mis respetos atte.Ed+perez

  21. Alexandre dice:

    ¡Hola Lydia! ¿qué tal?
    soy brasileño y a mí me gusta leer sus publicaciones en su sitio en internet, soy su admirador y fan, y he aprendido mucho, no solo con sus publicaciones como también con su manera de vivir.
    eres una mujer de mucho valor, creo que, no solo en México y Brasil, sino en todos os países del mundo debería existir personas como Lydia Cacho, y pido a DIOS que siempre conserve su vida.
    ¡Qué DIOS te bendiga!

  22. Alexandre dice:

    ¿alguien tuviera el archivo del ensayo de las raices de la corrupción que lo pusiera en línea para descargarlo?

Deja un comentario

Libros

Twitter