Archivo del abril, 2007

Opera en el país una red de redes de pederastia, señala la fiscal especial Pérez Duarte

27 abril, 2007 por Lydia Cacho Ribeiro

Opera en el país una red de redes de pederastia, señala la fiscal especial Pérez Duarte

Nexos internacionales en el caso Succar Kuri
Tapachula, Veracruz, Juárez, Mazatlán, Acapulco y el DF, entre las ciudades en que actúa
GUSTAVO CASTILLO GARCIA

La fiscal especial Alicia Elena Pérez Duarte Foto Cortesía PGR
Jean Succar Kuri es, apenas, la cabeza de una red de redes de pederastia, turismo sexual y trata de mujeres que operan en Baja California, estado de México, Distrito Federal, Puebla, Chiapas, Veracruz y Quintana Roo. “No son redes mexicanas para consumo mexicano”, se le han detectado “muchos nexos internacionales”, afirma la fiscal especial para la Atención de los Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres, Alicia Elena Pérez Duarte.

En entrevista con La Jornada, la funcionaria de la Procuraduría General de la República (PGR) reveló que la periodista Lydia Cacho “nunca se dio cuenta de qué tan vasta era esa red”, y que con la detención de Succar Kuri “no se puede cantar victoria” y decir que ya se desmanteló todo, pues no se descarta la posibilidad de que algunas mujeres podrían haber sido llevadas a lugares como Taiwán o Singapur para prostituirlas, con el engaño de convertirlas en modelos.

Pérez Duarte confirmó que en el caso Succar existen menciones que involucran al secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Miguel Angel Yunes Linares.

-¿Cuál es uno de sus objetivos primarios?

-Retomar Juárez. Pese al informe final de la fiscalía especial hay temas pendientes. Es el paradigma, pero también hay que evitar que en el resto del país se genere una situación similar. Hay municipios en la República que tienen mayor violencia contra las mujeres que Ciudad Juárez.

“Hay que atender al mismo tiempo los otros focos rojos, ya que en muchos de los problemas de pederastia no se observa la situación en su conjunto, y estoy segura de que muchas de estas redes se habrían descubierto antes si se hubiera analizado los estupros que cometen hombres de 40 años con niñas de 13 o 14 años, y a los cuales no se sanciona porque los jueces validan el argumento de que antes de esa violación ya no eran vírgenes.

“Se debe hacer la suma de niñas que son engañadas, con un mismo esquema, por un mismo grupo de personas.”

Hay que poner atención a este tipo de casos

-¿Esas redes están ligadas con casos de estupro?

-Van incluidas. Desde que era secretaria técnica del Senado para los asuntos de Ciudad Juárez, hacía llamados para que se pusiera atención en este tipo de casos. Hay algunos muy sonados, como por ejemplo el del prófugo (Héctor Armando) Lastra (Muñoz, ex subjefe de averiguaciones previas de la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua, quien supuestamente está involucrado en una red de prostitución de jovencitas).

“Lo dejaron ir porque (la acusación en su contra) era un estupro, y como (se argumentó que) la joven no era virgen, entonces ya no hubo delito qué perseguir, pero nunca se sumó el número de estupros que había. Ahora ya lo están haciendo, y eso se debe hacer en todo el país.

-¿Ha desechado la posibilidad de que narcojúniors estén involucrados en algunos de los feminicidios en Juárez?

-No, y yo le quitaría lo narco y lo dejaría en júnior, para no juzgar a priori.

“Hay personas muy ‘decentes’ que participan en este tipo de consumo, en este tipo de servicios. También están los hijos de personas pudientes, que se les hace la cosa más común y corriente, y a muchos se les pasa la mano.”

-¿Existe una gran red de pederastia en México?

-O una serie de redes. Una gran red ya se descubrió. Empieza en Cancún, mejor dicho, en Tapachula. De ahí trasladan a las niñas a Cancún, ahí las explotan, pero a Cancún llegan de todas partes del mundo y aparentemente hay otros nexos.

-¿Tijuana, Veracruz, Juárez?

-Exactamente. Hay otra en el centro de la ciudad de México. Estamos hablando de la parte centro de la República.

-¿Puebla?

-Dejémoslo de ese tamaño, porque nos están dando información.

“Queremos tener tres oficinas regionales, una en el norte, otra en el sur y otra en el centro, porque no es una sola red.”

-¿Están interactuando?

-Muy probablemente, y no sólo a escala nacional, también internacional.

“Habría que hacer un llamado a todas aquellas personas que consideran ‘normal’ que en los centros turísticos de nuestro país les den atención con edecanes de alto nivel, porque no es más que prostitución, y cuando son jovencitas, seguro es pederastia.”

-¿Algo de esto tiene que ver con Succar Kuri y lo que denunció Lydia Cacho?

-Desde luego, esta es una de las grandes redes que ya está perfectamente documentada en la PGR. En el caso Succar Kuri, específicamente, se ha visto que hay muchos nexos internacionales. Más de los que se habían considerado.

“Lydia Cacho nunca imaginó de quién estaba protegiendo a esas niñas que acudieron al centro que dirige en Cancún. Nunca se dio cuenta de qué tan vasta era esa red.”

-¿Tijuana, Veracruz, Ciudad Juárez, Cancún, formaron parte de toda esta red en la que está involucrado Succar Kuri?

-Correcto, o red de redes, porque aunque hay vínculos, no podemos a ciencia cierta decir que son una misma red con una sola cabeza. Decirlo así significaría que si ya lo pescamos, ya desmantelamos todo. Yo no cantaría victoria.

Interacción de políticos y empresarios

-¿Está hablando de interacción entre el poder económico y el poder político?

-Exactamente a eso es a lo que me refiero. Empresarios muy ‘honorables’, consideran ‘normal’ que les ofrezcan estos servicios (sexoservicio) en los hoteles, y los utilizan.

-Usted posee información que conecta a Cancún con Ciudad Juárez.

-En una cosa y la otra hay similitudes importantes. Estoy recibiendo información importante del estado de México.

-¿La información que tiene indica que hay conexión de algunos homicidios de Juárez con Cancún y Succar?

-Más que con Succar, con las formas de actuar. Cómo envuelven a las niñas, cómo las enganchan con la promesa de convertirlas en edecanes o modelos, y en ese servicio presumiblemente encontraron a quien las asesinó. Entonces, se tienen las pistas. Las formas sí son muy similares en el estado de México, en Ciudad Juárez, en Cancún, en Tapachula.

-¿En Mazatlán y Acapulco, también?

-Hay elementos que faltan, y aunque es el mismo tipo de violencia en contra de las mujeres, el modus operandi es diferente.

-¿Es verdad que en determinado momento las menores son asesinadas o desaparecidas y su familia ya no sabe más de ellas, luego de que son engañadas con ser modelos?

-Exactamente, esos son los mecanismos.

-¿Esto que comenta incluye la posibilidad de que salieron de México “convencidas” de ser edecanes y fueron enviadas a Taiwán o Singapur?

-No sé ni para qué me pregunta, usted tiene más datos que yo.

-Porque sé que son datos que usted tiene, y que importa precisar.

-Eso es parte del trabajo. Es parte de lo que está investigando la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), porque no son redes mexicanas para consumo mexicano, eso nos debe quedar claro.

-¿Qué hay de los señalamientos de que están involucradas en estas redes escuelas de cómputo de Ciudad Juárez y Chihuahua?

-Vamos a revisar estas redes, estos vínculos.

Succar, sólo una de las cabezas

-¿Succar es la cabeza de la gran red?

-Tenemos una cabeza visible, digamos que tenemos a uno de los lidercillos, pero no estoy convencida todavía de que sea la cabeza.

-¿Por eso es tan importante el caso Lydia Cacho?

-Sí. Es más, para mí, Lydia Cacho no es un caso, para mí el caso es Succar Kuri. A ella la persiguen porque hay quienes quieren volver a tapar esa cloaca y Lydia no lo ha permitido.

-¿Investiga a operadores financieros en la zona centro del país trabajando para Succar? ¿Estaría hablando de operadores y enganchadores en Ciudad Juárez con nexos hacia la zona de Cancún?

-Así es como se está viendo y esa es la parte que no me corresponde hacer, está en manos de la SIEDO.

-Usted posee información de esa red de complicidades, ¿no es cierto?

-No en los casos de Ciudad Juárez, pero de los otros sí. Desde luego que estamos recibiendo información.

-En esta red de pederastas hay nombres que han empezado a salir, como los de Miguel Angel Yunes, Kamel Nacif, el propio gobernador de Puebla, Mario Marín, ¿los va a investigar su fiscalía?

-La Suprema Corte está recibiendo este asunto. Es cierto que lo que está viendo es al gobernador de Puebla y su relación con Nacif, y cómo afectaron a Lydia Cacho, pero desde luego la investigación que lleva a cabo va abarcar necesariamente más, el resto de las autoridades debemos estar llevando nuestros cuadernillos, apuntando, viendo, haciendo, pero tenemos que esperar, necesariamente, a que la Corte dé sus resultados.

-¿Miguel Angel Yunes es mencionado en alguno de los expedientes con los que se está pidiendo la extradición de Succar Kuri?

-Algunas víctimas lo mencionan como una de las personas que visitaba a Succar Kuri. Es así como lo mencionan.

-Y que participaba en el intercambio de niñas…

-Es así como lo mencionan. Pero insisto, todo está vinculado al caso que tiene la Corte en sus manos, tenemos que esperar a que esa instancia lo decida.

Joel Simon on Lydia: perils of journalism

06 abril, 2007 por Lydia Cacho Ribeiro

Joel Simon is executive director of CPJ (Comittee to protect jornalists).
Words in Amnisty International Event, School of Law. New York University. April 5, 2007

We’re heard a lot already about Lydia as a human rights defender and an advocate for women’s rights. But Lydia is also an outstanding journalist – a columnist for various publications and the author of a groundbreaking book on the child prostitution in Mexico.

It is in this capacity that we at the Committee to Protect Journalists came to know Lydia. We’ve been inspired by her unstinting commitment to tell this painful and tragic story, despite physical threats and legal prosecution.

Now, what most know about the Mexican press is that journalists daily confront the threat of violence. This is true on the U.S./Mexico boarder, particularly in the last three years as the war between powerful drug cartels has intensified.

CPJ research shows that six journalists had been murdered in direct reprisal for their work since 2000; we are still investigating the circumstances surrounding the slayings of 10 other journalists during that period to determine if their deaths are work-related. Three journalists have also disappeared since 2005. Two of them were covering crime stories.

Violence and fear have had a devastating effect on the press, as reporters who cover crime and drug trafficking haven increasingly resort to self-censorship. Mexico’s justice system –overburdened and dysfunctional-, has failed to bring an end to this cycle of violence and appears far from solving any of the recent murders.

Ironically, the Mexican criminal justice system, which is incapable of prosecuting the killers of journalists, often moves with alacrity when journalists themselves are the victims of punitive lawsuits. This was certainly true in Lydia’s case. Leer el resto de la nota »

Meredith Tax on Lydia: the world is one place

06 abril, 2007 por Lydia Cacho Ribeiro

Meredith Tax is presidente of Women´s World.
Words in Amnisty International Event, School of Law. New York University. April 5, 2007

I represent Women’s WORLD, a global free speech network of feminist writers. Together with PEN American Center, we nominated Lydia Cacho for the Ginetta Sagan prize because she exemplifies the writer’s obligation to seek out the truth and tell it, even when it is dangerous to do so. In any country where the government, mainstream media, and big business are in bed together, democracy itself depends on what Doris Lessing has called “the small personal voice,” the courage of individual writers and journalists and activists who are clear-sighted enough to identify social problems and courageous enough to name them, sometimes against great odds.

And while any writer who tells unpleasant truths is likely to be attacked, these attacks are often especially vicious when the writer is female, for, in many parts of the world, people still believe that a woman, simply because she is a woman, should have no right to personal autonomy and no public voice. Though the Latin American feminist movement has fought this view of the natural subordination of women for the last thirty years, millions of poor women and children, some of whom cannot read or write or speak only indigenous languages, still have no social leverage, no public voice. A writer like Lydia thus performs an essential social service by bringing their injuries to light.

Women’s WORLD, which is an acronym for the Women’s World Organization for Rights, Literature, and Development, formed in 1994 to protect people like Lydia because we felt that the world was changing in a way that particularly affected feminist writer-activists. Women have, in fact, become a central focus of the great dynamic conflict of our time, the conflict between globalized capitalist modernization, led by US free marketeers, and the nationalist, ethnic, and fundamentalist rightwing identity movements that burst from the ruins of the Cold War system. Today’s world is shaped by the conflict between globalization and these rightwing identity movements. Most of the defense work I have done has concerned writers who were threatened by fundamentalists, because control of women is central to their project, but Lydia is a clear case of a feminist writer under threat because of the forces of globalization. I want to talk about these aspects of Lydia’s case, and the way porn, child porn, and trafficking must be seen in terms of the unequal economic relationship between the US and Mexico and a culture of corruption and impunity on both sides of the border. Let us look at two of the chief bad guys in this case. Leer el resto de la nota »

Preparan en Capitolio de EU carta de apoyo a la periodista Lydia Cacho

04 abril, 2007 por Lydia Cacho Ribeiro

lydia_cacho_1.jpgOrganizaciones de derechos humanos y congresistas de Estados Unidos preparan en el Capitolio una carta en apoyo a la labor de la periodista mexicana Lydia Cacho, por su trabajo a favor de mujeres y niños víctimas de violencia, reporta REFORMA. En una reunión de trabajo con la periodista, varias organizaciones anunciaron que redactan el documento que circulará en el Congreso de EU. “Vamos a iniciar una carta, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, a favor del caso de Lydia”, comentó Renata Rendón, directora de defensoría para las Américas de Amnistía Internacional (AI) en EU. Tras recibir el pasado 23 de marzo, en Milwaukee, el premio anual de derechos humanos ‘Ginetta Sagan’, por parte de Amnistía Internacional en EU, Cacho visitó Washington, donde tuvo citas en el Departamento de Estado y en el Congreso. La periodista sostuvo el lunes una reunión con la legisladora demócrata por California, Hilda Solís, a quien explicó el status de su caso, dice REFORMA. Además de sus reuniones en Washington y su premio en Milwaukee, Cacho ha recorrido por más de dos semanas diversas ciudades de EU, incluidas Chicago, Los Ángeles y San Francisco, en una gira organizada por Amnistía Internacional. “La idea de todo este tour es asegurar que entendamos que el turismo sexual y la violencia contra la mujer es un problema global, y aunque yo seguiré trabajando desde Cancún, debemos unirnos desde diversos puntos para denunciarlo”, apuntó Cacho. La periodista concluirá su gira por Estados Unidos entre el 4 y 6 de abril, con diversos eventos en la ciudad de Nueva York, entre los que destaca una reunión con escritores.

LEA NOTAS ANTERIORES DE UNAFUENTE.COM:

LA PERIODISTA LYDIA CACHO ESTARÁ EN WASHINGTON PARA SER HOMENAJEADA POR AMNISTÍA INTERNACIONAL; UNA HISTORIA DE HORROR: WASHINGTON POST

PUBLICAN PARTE DEL RESULTADO EN CASO LYDIA CACHO

MARIO MARÍN AFIRMA QUE EN EL CASO DE LYDIA CACHO “SON CHISMES DE LAVADERO”

EN EL CASO LYDIA CACHO, SCJN ME IMPIDE HABLAR: BLANCA LAURA VILLEDA

Lydia Cacho en Washington Post. Una historia de terror en México

01 abril, 2007 por Lydia Cacho Ribeiro

lidya.jpg

Los guardaespaldas se quedan en el vestíbulo de Steakhouse, con sus pistolas. El SUV a prueba de balas está en su lugar. Y ahora el teléfono celular de Lydia Cacho Ribeiro suena. “Estoy bien” Cacho pone el teléfono, una sonrisa amplia. “Estaba preocupado”, dice de su pareja de mucho tiempo, el editor y columnista mexicano Jorge Zepeda Patterson. “Ésta es mi vida.” Una cruzada en contra de pederastas, ha hecho a Cacho, que estará en Washington mañana y el martes para ser honrada por Amnistía Internacional, una de las periodistas más célebres y puesta en peligro en México. En un país donde al menos 17 periodistas han sido asesinados en cinco años y que fue a la zaga de solamente Irak en muertes durante 2006, reporta WASHINGTON POST. Los hacedores de buenas obras y las víctimas quieren conocerla, quieren compartir sus historias. Los villanos la quieren en un ataúd. En la primavera de 2005, Cacho divulgó el abuso de niños y la pornografía prosperando entre los centros vacacionales de 500 pesos en Cancún. Su libro “Los demonios de Eden: el poder que protege la pornografía de menores” narra los hábitos supuestos de hombres ricos cuyos gustos sexuales comprenden a niñas de 4 años.

LEA TEXTO COMPLETO WASHINGTON POST (EN INGLÉS)

VEA GALERÍA DE FOTOS DE LYDIA CACHO EN WASHINGTON POST

lydiaw.jpg

BLOG DE LYDIA CACHO

SITIO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL

EL MANDATARIO DE QR NO HA TESTIFICADO EN EL CASO LYDIA CACHO (LA JORNADA)

INDICADOR POLÍTICO (EL MAÑANA)

CITA COMISIÓN DE LA CORTE A FÉLIX GONZÁLEZ CANTO (LA JORNADA)

Libros

Twitter