Las mentiras de Ulises Ruiz

19 febrero, 2010 por ricardo Publicado en Noticias | Sin comentarios »

Puesto en libertad un hombre acusado injustamente del asesinato del camarógrafo estadounidense Brad Will

Juan Manuel Martínez Moreno, encarcelado un año por el asesinato del camarógrafo estadounidense Brad Will, fue liberado el 18 de febrero de 2010 por falta de pruebas. El periodista de la agencia Indymedia fue asesinado a tiros el 27 de octubre de 2006, durante una manifestación de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) contra el gobernador del estado, Ulises Ruiz Ortiz. Juan Manuel Martínez Moreno era miembro de la APPO, Brad Will seguía las manifestaciones de esta organización.

“Fui privado de mi libertad injustamente, existen pruebas de quiénes son los culpables, que han sido protegidos por el gobierno de Ulises Ruiz”, afirmó Juan Martínez Moreno a la prensa local.

“Esperamos que el expediente regrese a la Procuraduría General de la República y se continúe la investigación, y que ahora sí se haga con verdadera objetividad. Fue un año más que se perdió, un año más de impunidad”, señaló a Reporteros sin Fronteras el abogado de la familia Will, Miguel Ángel de los Santos, que no creía que Juan Manuel Martínez Moreno fuera culpable. Es la misma opinión de Reporteros sin Fronteras, él fue inculpado de un crimen que no cometió, sirvió de “chivo-expiatorio” para cubrirle las espaldas al gobernador Ulises Ruiz Ortiz; las autoridades de Oaxaca buscaron imputarle el asesinado de Brad Will à la APPO.

Este hecho subraya la incompetencia o la complicidad de las autoridades locales y federales, dentro de la grave situación de la libertad de prensa en México, que se ha convertido en el país más peligroso del continente para los periodistas. Un estudio reciente de Article 19 y del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), atribuye 65% de los ataques perpetrados a periodistas a las propias autoridades, y sólo 6.15% al crimen organizado. Tampoco hay que olvidar que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra Periodistas (FEADP) no ha obtenido ningún resultado después de su creación en 2006. Leer también nuestro informe: http://www.rsf.org/spip.php?page=article&id_article=34604.

Después del 15 de febrero de 2010, la FEADP tiene un nuevo titular, Gustavo Salas Chávez. ¿Qué medios empleará para resolver los numerosos casos de las víctimas?, ¿qué reformas en el funcionamiento de la FEADP le permitirán cumplir con su misión? Le hicimos preguntas similares a Yolanda Valencia Vales, presidenta de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, en una carta el 22 de enero pasado. Por el momento no tenemos respuesta.

En lo que va de 2010, tres periodistas han sido asesinados en México. El país ocupa el lugar 137 entre los 175 que figuran en la clasificación mundial de la libertad de prensa elaborada por Reporteros sin Fronteras. De 2000 a la fecha, 61 periodistas han sido asesinados en México, 10 han desaparecido desde 2003.

__________

Mexico

Authorities free activist wrongly accused of murdering US cameraman Brad Will

Juan Manuel Martínez Moreno, a grass-roots activist who had been wrongly held for the past year as a suspect in the 2006 murder of US cameraman Brad Will of the Indymedia agency in the southern city Oaxaca, was finally released yesterday for lack of evidence.

Martínez participated in a series protests that the Popular Assembly of Oaxaca Peoples (APPO) staged against Oaxaca governor Ulises Ruiz Ortiz in 2006. Will sympathised with the protests and was filming a major one when he was shot on 27 October 2006.

“I was unjustly deprived of my freedom,” Martínez told local journalists yesterday. “There is evidence that shows who did this murder, but those who did it are being protected by Ulises Ruiz’s administration.”

The Will family lawyer, Miguel Ángel de los Santos, told Reporters Without Borders: “We are now waiting for the investigation to resume, but this time in an objective manner.” De los Santos never thought Martínez had anything to do with Will’s murder and nor did Reporters Without Borders. Martínez was scapegoat. To protect the governor’s bodyguards, the Oaxaca authorities used the local judicial authorities to try to pin the murder on the APPO.

This episode has highlighted the incompetence or complicity of both the local and federal authorities at a time when press freedom is seriously threatened in Mexico, now the hemisphere’s most dangerous country for journalists. A recent study by Article 19 and the National Centre for Social Communication (Cencos), a Mexican NGO, blamed 65 per cent of the attacks on the press on the authorities, and only 6.15 per cent on organised crime. Read also our report : http://www.rsf.org/spip.php?page=article&id_article=34603.

A new prosecutor, Gustavo Salas Chávez, took over at the head of the FEADP on 15 February. What resources does he plan to deploy to solve all the cases that have gone nowhere? What changes need to be made to the FEADP so that it could do the job it is supposed to do? We put these questions to Yolanda Valencia Vales, the head of the Chamber of Deputies’ Special Commission for Monitoring Attacks on Journalists and Media, in a letter on 22 January. She has not yet replied.

Since the start of the year, three journalists have been murdered in Mexico, which is ranked 137th out of 175 countries in the 2009 Reporters Without Borders press freedom index. A total of 61 journalists have been killed in Mexico since 2000, and nine have disappeared.

__________

Deja un comentario

Libros

Twitter