Plan b

15 marzo, 2009 por Lydia Cacho Ribeiro Publicado en Artículos, Noticias | 9 Comentarios »

Entre Evita y Martha Sahagún

Lydia Cacho

Mientras el Instituto Federal Electoral y sus equivalentes en todos los estados están ocupados monitoreando medios y analizando las trampas que los partidos desarrollan para llevar a cabo actos proselitistas fuera del marco de la Ley, nadie mira a la caja chica de las y los gobernantes en todo el país, es decir, el DIF (Sistema de Desarrollo Integral de la Familia)

El DIF en sus modalidades de institución federal, estatal y municipal es tal vez, uno de los organismos públicos descentralizados más opacos del país y con mayor elasticidad para que las y los alcaldes y gobernadores los utilicen para fines electorales.

Desde 1977 cuando  por Decreto Presidencial se creó el DIF, se fue gestando un engendro polimorfo cuyo discurso caritativo dio lugar a que las esposas de los gobernantes se hicieran cargo de la asistencia social. Entregar el manejo de esta institución a las primeras damas es una estrategia política aberrante, que no ha sido cuestionada por la sociedad.

La falta de transparencia operativa, así como la desarticulada creación de programas a gusto de la primera dama en turno, cuyas credenciales “profesionales” nadie exige, abre la puerta a un manejo ineficaz de la política social, en el mejor de los casos, y electorera en el peor.

Y no hablamos de poca cosa: el DIF de Zapopan Jalisco tiene un presupuesto de 127 millones de pesos al año, más los jugosos donativos de empresas. El de Tijuana maneja 280 millones y el de Culiacán cuenta con  132 millones anuales. El gasto se ejerce con gran discrecionalidad. El DIF de Nuevo León gastó en un baile de Gala para festejar a los abuelitos cien mil pesos; en la posada para mujeres 55 mil y para el área de atención psicosocial para menores invirtió sólo 126 mil pesos. En las fiestas las primeras damas entregan regalos y sus maridos son, a ojos de las y los convidados, quienes invierten en su bienestar y felicidad.

En los actuales tiempos preelectorales varios gobernadores y alcaldes que suspiran por otros puestos políticos, acompañaron a sus esposas a entregar cobertores, chocolate caliente y galletas casa por casa. En Cancún se gastaron casi un millón de pesos y en Nuevo León 880 mil en cobijas y chocolatotes preelectorales.

Este organismo que supuestamente tiene como finalidad hacer efectivas las políticas públicas de desarrollo social, está atrapado en la mayoría de los estados en un entramado de vicios del poder e ineficacia administrativa y operativa. Lo mismo atiende, con cuestionable profesionalismo, a la infancia y adolescencia, que a las personas de la tercera edad, entrega desayunos, da asistencia jurídica, atiende víctimas de delitos, se encarga de las adopciones,  de la “integración de la familia”, y de todo lo que la dirección en turno considere población vulnerable.

Durante huracanes, temblores e incendios, los DIFs hacen acopio de bienes cuyo manejo se mantiene en la opacidad. Un vistazo a la hemeroteca de los 32 estados permite ver el reiterado uso de dichas ayudas para fines electorales y partidistas.

Sin duda algunas de estas primeras damas han hecho un esfuerzo de buena voluntad, pero los recursos públicos no son para jugar a la casita. Pueden creerse Evita y terminar como Marta Sahagún.

El IFE y San Lázaro tienen que poner su mirada en el DIF, que es un lobo con piel de oveja. www.lydiacacho.net

9 Respuestas a “Plan b”

  1. Nallely dice:

    Con razón México no avanza, la institución que debería promover el desarrollo social, erradicar la violencia intrafamiliar, romper los ciclos de violencia, promover la educación, sólo se preocupa por crear una imagen favorable de quienes tienen el poder en ese momento y anhelan más. La gente que está en la política debería saber que el poder no es un privilegio, sino una responsabilidad.

  2. jc dice:

    El DEDO EN LA LLAGA pone Lydia Cacho con el artículo sobre el DIF, que es un espacio público diseñado en el siglo pasado, donde las esposas de los mandatarios (en su mayoría no profesionales) se ocupan y engranan al gobierno de sus maridos. Este modelo ha sido llevado hasta los gobiernos municipales en el país, generando una problemática singular.
    La intención es de buena imagen, que se presta a la política de escaparate, mas la realidad con frecuencia es otra, pues resulta en mala asignación del gasto y propicia abusos en el uso de recursos para la ocupación de las señoras, y a otros fines, donde la primera dama tenga un papel protagónico semejante a su marido.

    Han caído a ser clubs político-sociales pagados por el erario.

    Deben reorganizarse profesionalmente el catálogo de funciones del DIF, realizadas por medio de profesionales, donde la esposa del mandatario mantenga el papel de representación personal de su pareja, y en el nivel directivo si así viniera al caso, pero sin las responsabilidades administrativas que se le cuelgan a causa derivada de su contrato conyugal con el funcionario electo.

    Las funciones DIF deben reorganizarse en un régimen que deposite las especialidades en manos de los especialistas y que las esposas de mandatarios, además de ser las jefas de su casa en lo particular, intervengan en la vida pública de la manera que su condición profesional y circunstancias lo recomienden. Habida cuenta de que es importante su representación como parte esencial de la imagen personal del gobernante y es conveniente facilitar su colaboración en tareas muy sensibles de la administración.
    Es importante actualizar la institución al siglo XXI, en esta área especialmente complicada, máxime considerando que cada vez será mayor el número de mandatarias electas.
    Una sincera felicitación a Lydia Cacho, esperando profundice en este tema, donde hay mucha tela que cortar, y es primordial poner a consideración de la opinión pública.
    A T E N T A M E N T E

  3. Creeme Lydia, más vale que sean sahagún, Evita ya hubiera callado a todos los medios Mexicanos que aún conservan un dejo de libertad acusándolos de opositores, contreras, vendepatrias, cipayas, o alguno de los muchos adjetivos que ella usaba y que usan todos sus herederos Peronistas.

    Te agregamos a nuestra guía de blogs, espero no te moleste, gracias.

  4. Aída dice:

    Quiero felicitarte.
    Siempre con artículos tan buenos.

    También comentarte, que seguramente ya te enteraste.

    Se proihíbe el aborto en en el estado de Puebla.

    Me gustaria saber tu comentario.

    P.D
    Soy del Edo. Pue.
    Y me apena lo que te hizo un Poblano.

    Un abrazo.

  5. ernesto dice:

    Y pensar que hace nueve años muchos creíamos que por sacar al PRI de Los Pinos todo eso se iba a acabar.

  6. Alba dice:

    Una servidora tiene 3 años con un proceso de adopción en el edo. de Tamaulipas, ya aprobado, estoy en lista de espera…desesperada más bien y viendo que las “famosas” llevan a cabo adopciones casi inmediata (Laura Flores y Susana Zavaleta) y las ciudadanas comunes viendo con impotencia y dolor como el sistema DIF es solo para privilegiados.

  7. Ernesto, no es tan fácil, el PRI estaba absolutamente enraizado, y pasa como en otros pueblos Latinoamericanos, ellos aún gobiernan en muchas partes y están presentes en muchas zonas complicadas del poder, no es fácil gobernar con un “gigante” herido buscando guerra.

    Uno se da cuenta cuando lee los informes Zapatistas, las denuncias siempre tienen como victimarios a representantes PRIÍSTAS, y es eso, el PRI aún no se fue.

  8. ali dice:

    hola que buenos articulos; tienes rason el plan merida no es mas que un disfras que usara el gobierno mexicano para seguir robando ya nadie les cre. tengo un blog alomejor te puedes conectar es ali-sabias.blogspot.com grasias

  9. Montse dice:

    Siempre es un gusto leer tu columna. Felicidades.

Deja un comentario

Libros

Twitter