Reynosa: violencia y sociedad

11 marzo, 2010 por ricardo Publicado en Noticias | 9 Comentarios »

Plan b

Lydia Cacho

Doña Guadalupe no se da por vencida, por eso hace siete semanas se dedica a coordinar a las amiguitas de su hija para que den aviso si alguna está en problemas. Por eso las adolescentes que hacen reuniones de seguridad en su hogar tampoco se amilanan y salen juntas todas partes. Ni don Carlos a quien le pidieron mil pesos al mes por “derecho del piso”, se dejó vencer. Reunió a los otros tenderos, el taquero, el de la tlapalería y la papelería, acordaron sentarse con los narcos y decirles que no tienen nada contra ellos, son ciudadanos de la misma tierra, no les sobra el dinero y sus hijos van juntos a la escuela, propusieron una tregua y los narcomenudistas aceptaron. No se insultaron, ni se liaron a golpes o a balazos, dialogaron. Los buenos saben que los malos necesitan estabilidad para vender, los malos lo saben también.

Tampoco los chavos y chavas del CETIS de Reynosa se cuadran; Adrián coordinó a sus amigos y rápidamente se fueron uniendo los y las estudiantes. “No les compramos drogas a estos tipos, no los vamos a mantener para que aterroricen a nuestra ciudad”, les dijo sin imaginar que comenzaría una cadena luminosa de fuerza adolescente que se rehúsa a ser una estadística más entre los adictos, dentro de los que se rinden. Ni el grupo de Carolina y las 72 mujeres que, luego de la última balacera, decidieron dar pláticas en su iglesia dos veces a la semana para subir el ánimo de la gente que cree que como todo está perdido —según algunos—, lo mejor es sumarse a la ola de violencia y robar, drogarse o simplemente abandonar la escuela.

Ni los ocho colegas periodistas que fueron secuestrados en Reynosa y sus alrededores por atreverse a fotografiar, a investigar quiénes son y qué planean esos hombres de espíritu pequeño, mente limitada y dueños de una ira largamente contenida que eligieron pertenecer a los cárteles. Nuestros colegas, algunos golpeados, otros secuestrados durante horas, otros desaparecidos, no pensaron siquiera en dejar de hacer lo suyo, porque lo hacen bien y es su tarea revelar y opinar sobre la realidad. Sabían, sabemos, que en México decir la verdad y ser buen periodista puede costarte la vida, pero es momento de seguir, cada quien en lo que sabe y puede. Habremos de honrar a nuestros colegas y seguir con y por ellos y ellas. Y acompañar a las familias de esas y esos periodistas, que por miedo a que las autoridades descalifiquen la labor de los desaparecidos, ya no quieren hablar.

Los informes militares dicen que en Reynosa hay 500 narcotraficantes poderosos peleando la plaza, lo que no dicen es que hay cientos de miles de hombres y mujeres que cada día se levantan y van a la escuela, se abrazan y trabajan honestamente. Que cada día Rafa, Samy y Alex salen a jugar cascarita y sueñan con ser arquitectos. Ni que doña Lola hace de terapeuta mientras prepara los mejores langostinos en aguachile. Ella hace reír a su clientela porque la vida es hoy, ahora estamos vivas, dice.

México anda, Reynosa sufre y se asusta pero no se quiebra, porque no está sola, porque aquí estamos mirándola como un brazo de México que duele, pero es nuestro, es parte de este cuerpo que es una Nación abatida por la  irresponsable guerra contra el narco, por la ausencia de Estado de Derecho, un país paralizado en temas de desarrollo social, sin reformas de Estado porque las y los congresistas están ocupados, obsesionados con pleitos electorales, nutriendo esta democracia simulada. No, no se puede negar la tragedia, pero tampoco hemos de someternos a ella sin levantar la voz.

9 Respuestas a “Reynosa: violencia y sociedad”

  1. LINO MEDINA dice:

    POR FAVOR MANTENGANOS INFORMADOS DE LOS PERIODISTAS, ?
    TENDREMOS FE EN QUE PERMANESCAN CON VIDA

  2. Aurora dice:

    He cierto lo que comentas, salimos a trabajar, enviamos a nuestros hijos a la escuela, contribuimos honestamente al desarrollo de nuestro país , no nos rendimos, pero es inevitable que existan momentos de frustración, rabia e impotencia de ver, escuhar, vivir que realmente no vivimos sobrevivimos ya en éste jungla con generaciones que simplemente no tienen temor a Dios, que lo único que merecemos es vivir tranquilos después de un día pesado de trabajo , estressado por las deudas los pagos, el alza de impuestos, gasolina, etc. que cada dia suben y suben pero el sueldo si bien nos va queda igual. Por Dios lo mínimo que merecemos es vivir tranquilos lo MERECEMOS habemos mucha gente honesta mucha mas de la que no lo es !!!!!! Me siento frustrada de tener vida social, de no poder llevar a mi hijo al parque , al cine, a los juegos, ESTAMOS SECUESTRADOS !!!! en nuestra propia casa!!! por DIOS no es justo!!!!!! en fin lo único que puedo decir es que trato de contribuír a travez de la educación de mi hijo con mi granito de arena fomentando valores y temor a Dios con la esperanza de que su futuro no sea tan triste y desolador como el que vivimos ahora.

  3. Reynosa: violencia y sociedad…

    Doña Guadalupe no se da por vencida, por eso hace siete semanas se dedica a coordinar a las amiguitas de su hija para que den aviso si alguna está en problemas. Por eso las adolescentes que hacen reuniones de seguridad en su hogar tampoco se amilanan y…

  4. Ciudadano X dice:

    No hay nadie en este país que no sepa que esto no va a ningún lado, sin embargo, la necedad de los ignorantes en el poder, esta dispuesta a desaparecer este país antes de aceptar que cometieron un error, que ni el país, ni la historia les va a perdonar…

  5. Ernesto dice:

    Los ciudadanos y chicos que mencionas en este artículo son el ejemplo que debemos seguir todos los mexicanos : no hay que pedirle nada al gobierno porque nada nos habrá de dar, debemos ser nosotros los que asumamos la solución de nuestros problemas.

  6. BERTHA dice:

    HOLA LYDIA:
    ES MUY TRISTE, PERO ES LA REALIDAD, EN REYNOSA YA NO HAY LIBERTAD DE EXPRESIÓN, YA LOS PERIODISTAS NO PUEDEN SER RESPONSABLES NI CUMPLIR CON SU TRABAJO, HAY PERSONAS QUE DICEN QUE NO HAY PERIODISTAS DESAPARECIDOS, YA QUE NO DAN LOS NOMBRES, NO SE DAN LOS NOMBRES PARA PROTECCIÓN DE LAS FAMILIAS, NO SE IMAGINAN EL TERROR QUE SE VIVE, POR MIEDO A QUE VENGAN EN CONTRA DE TU FAMILIA, POR QUE ESOS PERIODISTAS TIENEN HIJOS, PERO TAMBIEN ES MUY DURO QUEDARTE DE BRAZOS CRUZADOS Y NO HACER NADA PARA COMBATIR A ESOS CRIMINALES, YO SOY FAMILIAR DE UNO DE ELLOS, LES PIDO APOYO, YA QUE JUNTOS VENCEREMOS, QUEREMOS JUSTICIA, URGENTE

  7. Torniquetes dice:

    Desde mi corazon y mi cerebro tienen todo mi apoyo, ojala y un dia todos podamos vivir en paz

  8. armando dice:

    lidia tengo un amigo en reynosa y me comenta que la violencia esta al pormayor quiero brindar mi apoyo a la mama de la licenciada donde esta la gobernavilidad y los cuerpos policiacos

  9. Huma Rojo dice:

    Somos muchos los que estamos, los que no nos fuimos, los que despertamos cada día en el que parece el Reynosa de hace años, pero que tenemos la plena conciencia de que no lo es.

    Somos muchos los que queremos un Reynosa en paz.

    Tengo 24 años y soy miembro de una familia de 6 donde hace 1 año, 4 meses y 3 días, la felicidad no sabe ya a lo mismo por que no nos llega completa. Hace más de un año mi hermano, periodista de profesion y un gran ser humano, desapareció sin dejar ningun rastro. No hemos sabido nada de él desde entonces.

    Al principio fue dificil, algunas nohces todavia me levanto aterrada soñando que lo encontramos muerto. Otras tantas despierto con la sensacion de que está pegado a mi espalda, como dormiamos cuando eramos chicos.

    Yo no pierdo la esperanza, yo SI creo que todo puede estar mejor, como? no lo se!

    Soy LCC y trabajo en una maquiladora, pero a la par con eso, trabajo en un grupo de teatro, DESDE LA TRINCHERA TEATRO y esa es mi manera de cooperar para que todo esté mejor, para oferecer cultura en lugar de violencia. Para tener algo que me perimta ovidar el dolor de no tener a mi hermano, de escuchar a mis padres llorar en medio de la noche.

    Sé que como el caso de mi familia hay miles en México, en Reynosa. Pero nosotros no dejamos de esperarlo, no dejamos de luchar.

    Reynosa está presente todavia, muchos dice que nos rendimos, TAMAULIPAS SUCUMBIÓ, dicen los titulares de las noticias, pero no es así. Yo y muchos más, todavia soñamos con un futuro distinto. Uno donde no me quiten la felicidad. UN REYNOSA EN PAZ.

Deja un comentario

Libros

Twitter