Miguel Ángel Granados Chapa: Nacif y la asquerosidad

04 octubre, 2006 por Lydia Cacho Ribeiro Publicado en Textos de [email protected] [email protected] | 5 Comentarios »

Hoy, miércoles 4 de octubre, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa publica un revelador texto sobre Kamel Nacif en su conocida columna “Plaza Pública” que aparece en docenas de diarios en el país. Ningún articulista ha dedicado el tiempo y el espacio que el maestro Granados Chapa para entender y seguir las incidencias de este caso.

Nacif y la “asquerosidad” que ya se tiene que acabar
Plaza Pública

Miguel Ángel Granados Chapa

El juez primero penal de Cancún decidirá hoy miércoles si se declara incompetente para seguir conociendo la presunta difamación contra Kamel Nacif, como lo pidió la denunciada Lydia Cacho. En caso afirmativo, el juicio continuará en el Distrito Federal, pues allí se publicó el libro Los demonios del edén, del que es autora, y a través del cual se habría cometido el ilícito de que se dice víctima Nacif. De ser así, un juzgado capitalino sería la tercera sede judicial que ventile el caso, comenzado en Puebla y continuado en Quintana Roo.

Mientras se decide la incompetencia, el proceso ha continuado su curso. El viernes pasado se efectuó el careo entre el denunciante y la denunciada. Sin las tribulaciones que padeció la periodista en el trayecto en sentido contrario, Nacif viajó de Puebla a Cancún, para contestar preguntas de quien iba a ser víctima de la maniobra urdida por el mecenas de políticos. Si bien Lydia Cacho se salvó de las consecuencias más gruesas de aquella operación, sigue estando sujeta a un procedimiento penal que puede concluir en una sentencia que la prive de la libertad y que por lo pronto ya ha causado estragos en su economía, pues la defensa eficiente suele ser muy cara.

Tiene sentido la petición de trasladar el juicio de Cancún a la ciudad de México como antes lo tuvo sacarlo de Puebla. No pocos de los participantes en el proceso contra la periodista, como abogados de su denunciante y como funcionarios ministeriales y judiciales, están estrechamente unidos con el pasado inmediato, con la gestión del gobernador Joaquín Hendricks, otro miembro de la red de intereses de que forma parte Nacif. Entre las varias conversaciones sostenidas en cabroñol —como bautizó Carlos Monsiváis la escabrosa habla del empresario— se ha conocido una, reveladora de la confianza que se tienen Nacif y Hendricks, que les permite hablar abiertamente de operaciones mercantiles a la sombra del poder, no sólo entre ellos sino incluyendo a terceros como Alfonso Arau y Alfredo del Mazo.

Durante el enfrentamiento del pasado viernes, Nacif imputó a Lydia Cacho haberlo “convertido en un monstruo”, como si en efecto hubiera sido dueño de una alba reputación manchada por el libro de la periodista, que lo muestra cercano al pederasta y pornógrafo Jean Succar Kuri. La mala reputación de Nacif, evidenciada en los litigios con su esposa, que lo acusa de intentar matarla, y de amenazarla (amén de señalarla sin base como chantajista y autora de las interferencias a sus telefonemas, y de su difusión) era antigua y diversa: es conocido el doble episodio en que en una partida de dominó a siete fichas Nacif ganó una colosal suma de dinero; y ya que el perdedor, suspicaz, rehusara pagarle por barruntar que alguna trampa hubiera podido practicar Nacif, éste lo convenció de cubrir esa deuda de honor secuestro y golpiza de por medio.

También espetó Nacif a la periodista: “!Ya basta de tanta asquerosidad!”. De conocer la expresión, Lydia Cacho hubiera podido responder con un coloquialismo: “Pancho narices, lo tuyo me dices”, aplicable al “burro que habla de orejas”, es decir a quien acusa a otro de faltas en que el hablante ha incurrido. Ya basta, en efecto de tanta asquerosidad como la que implica la pederastia y el comercio sexual con niños, cuya denuncia es la causa del ataque a las libertades de la periodista.

En la Suprema Corte de justicia se tiene muy claro que una de las garantías individuales cuya violación está siendo averiguada por ese tribunal, conforme al artículo 97 de la Constitución, es la de expresión, practicada por la autora de Los demonios del edén al publicar ese libro.

En el debate que el 19 de septiembre derivó en el desechamiento de una indagación insuficiente sobre tales violaciones, el ministro Juan N. Silva Meza recordó que “la solicitud (de las cámaras) del Congreso de la unión para que este tribunal ejerciera su facultad de investigación… ha sido, hoy lo reitero, una de las más importantes formas institucionales para obtener la protección de derechos fundamentales, en particular de los niños y menores mexicanos”. Es decir, “dicha solicitud fue lo más cercano a un llamado de la sociedad para que el máximo tribunal del país coordinara la investigación y salvaguarda de esos derechos fundamentales que los representantes de la sociedad consideraron en peligro…” Esa sociedad pidió de ese modo a los ministros, según la interpretación de uno de ellos, “no permanecer ajenos e indiferentes a este asunto donde se involucraba como dije (en la sesión en que la Corte aceptó la indagación solicitada por los legisladores) y no dejaré de insistir, derechos básicos de la niñez mexicana, lesionados al ponerse en práctica una mecánica de gobierno para atajar la denuncia…” En efecto, la Corte no aceptó el caso en abstracto, sino que tuvo en cuenta que “las conductas denunciadas en tal obra (el libro de la periodista) se vinculan con la revelación de redes de pederastia y pornografía infantil, lo que en nuestro contexto no puede calificarse sino como deleznable y repudiable y de lo más atentatorio contra la niñez mexicana” En igual sentido, el ministro Genaro David Góngora Pimentel reiteró que la petición de las cámaras “deriva del interés general que tienen los gobernados para preservar la libertad de expresión cuando ésta se utiliza para denunciar delitos como la pornografía infantil y la pederastia”.

O sea que también la Corte está por que se acabe esa asquerosidad.— México, D.F.

5 Respuestas a “Miguel Ángel Granados Chapa: Nacif y la asquerosidad”

  1. Ijon Tichy dice:

    Querida Lydia:

    Le agradezco profundamente su valentía y civilidad, me algra muchísimo seguirla teniendo entre nosotros. Como ciudadano he seguido la información de su caso a través de los diarios y más de una vez he publicado en mi propio blog mi opinión y algún texto suyo que circule por mi correo.

    Estamos muy acostumbrados a que la justicia no es para nosotros, yo estoy seguro que el juicio lo ganará Ud. y será uan esperanza para muchos.

  2. Felipe Morales Cardoso dice:

    SR MIguel ANgel y Sra. Lydia: Mi mas profundo apoyo a sus labores periodisticas, ya que a ustedes les toco desarrollar esta actividad y hacer uso de los recursos en su profesion para denunciar toda la cloaca que encierran los poderosos y algunos politiquillos que usan el poder para formar bandas de delincuentes y delinquir sin que nadie les pueda ponga un hasta aqui.
    Yo creo en JESUCRISTO como DIOS y en su palabra dice dejad que yo haga justicia, y yo dejo en sus manos esa justicia que caera sobre todos estos personajes, y a ustedes y todos sus colegas, elevo una oracion a mi DIOS para que los guarde y proteja de sus perseguidores, que les permita segiren su profesion de comunicar todas estas actividades ilicitas que cometen a los que se les confia un servicio para el pueblo. DIOS les hara JUSTICIA de la JUSTICIA que nadie escapa en su moment.
    QUE DIOS LOE BENDIGA Y LOS GUARDE
    SINCERAMENTE

  3. Kalisma dice:

    Lydia , recientemente me di cuenta de lo que estas pasando, y te apoyamos aqui desde new York. Tu lucha por los derechos de los ninos y los derechos de las personas es una lucha decente
    desde New York vamos a luchar para que sigas haciendo justicia por los derechos de nuestros pueblos.

  4. Ma. del Refugio Perezlete dice:

    Guadalajara Jalisco a 21 de junio de 2007-06-21
    Miguel Ángel Granados Chapa:

    Estimado Sr. Granados:

    Por medio de la presente me dirijo a usted ya que soy asidua lectora de sus notes publicas en periódico mural en el espacio de Plaza Publica y admiro la valentía con la que escribe y se expresa ante cualquier situación, y me llamo mucho la atención el seguimiento que le dio al tema de la anciana campesina, violada y asesinada por soldados del ejercito mexicano; por tal motivo lo contacto para ver si a usted le interesa sacar una nota en su tan prestigiada columna sobre la atrocidad que miembros del ejercito mexicano cometieron a dos miembros de nuestra familia.

    La noche del pasado 25 de junio del 2006, fueron secuestradas en su propio vehiculo de un cajero automático ubicado en Santa Margarita a unos metros del Condominio Valle Real a las 11.20pm por cinco soldados en servicio activo acuartelados del 79 Batallón de infantería del cuartel La Mojonera en el municipio de Zapopan, mi hermana Ma. De Lourdes Perezlete Del Real (Psicóloga de 52 años, madre de tres hijas y dedicada a labores altruistas) y mi sobrina Ma. De Lourdes Olavaria Perezlete, (estudiante de 22 años y excelente deportista, seleccionada nacional del equipo de fútbol femenil) y a base de tortura logran sacar el pin de sus tarjetas de crédito y durante toda la noche fueron de cajero en cajero para sustraes el dinero y finalmente asesinarlas con el tiro de gracia a cada una y tirando sus cuerpos desnudos en un paraje en el municipio de Tlajomulco de Zuñiga, Jalisco. El tan sonado caso de las mujeres de Valle Real que conmovió a todos los jaliscienses.

    Afortunadamente y como ironía del destino tenemos a dos primos hermanos que gracias a su colaboración y apoyo se pudieron detener e identificar a esos individuos a 10 días del doble homicidio, mi primo el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas el Lic. Bernardo Del Real Ávila y mi primo el General de División Diplomado del Estado Mayor Javier Del Real Magallanes quien en esa fecha era el comándate de la segunda región militar con sede en Baja California y Sonora y gracias a su intervención El Comandante de la quinceava zona militar dio todas las facilidades para la detención de dichos militares y su entrega a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco.

    Inexplicablemente a un año de su detención y ser asesinos confesos no han sido juzgados. El caso fue turnado al juez 14 de lo criminal con el expediente no 749/2006-A pero estos criminales recusaron a la juez de dicho juzgado y ahora el caso se encuentra en el juzgado dieciseisavo de lo criminal bajo el expediente 305/2007-B

    Aun seguimos en espera de una explicación por parte de la Secretaria de la Defensa Nacional, ya que es increíble que cinco militares se pudieran salir durante varios meses toda la noche, estando encuartelados sin que ningún superior se hubiera dado cuenta, peor aun, vistiendo y usando armas del ejercito, cometieran semejantes atrocidades, estos tipos ya habían incurrido en la misma maniobra de salirse del Cuartel de la Mojonera en ocasiones anteriores y bajo el mismo procedimiento confesaron haber asesinado a dos taxistas despojándolos de $200.00 pesos a cada uno y a un abogado despojándolo de $35,000.00 pesos, lo que demuestra la nula vigilancia o la posible complacencia y complicidad por parte de las autoridades de rango superior y aun tenemos la desconfianza de que otro grupo de dicho batallón pueda seguir cometiendo otros crímenes, ya que queda de manifiesto que autoridades de rango superior permitieran que fuera violada la férrea disciplina militar que ha caracterizado a nuestras fuerzas armadas.

    Como dato adicional, este caso tuvo una cobertura muy amplia por parte de la prensa escrita y televisiva a nivel local, desafortunadamente a nivel nacional no se hizo mención alguna, pues estábamos a escasos días de las elecciones presidenciales.

    Le cito las fechas y diarios en los que se publico la noticia
    Occidental, Informador, Mural y Ocho columnas el día 27 de junio 2006, Occidental 28 junio 2006, Ocho columnas, Siglo, Mural 12 de julio 2006, Mural, Siglo 13 de julio 2006, Occidental 17 de julio 2006.

    Agradezco enormemente la atención que se sirva prestar a la presente, reiterándole mi consideración atenta y distinguida.

    Atentamente,

    Ma. Del Refugio Perezlete Del Real.
    e-mail : [email protected]

  5. sandra acedo dice:

    aqui en cd. juarez en abril de este año 2007, una niña de 5 años fue atropellada por 2 soldados que huian de otro conductor al cual habian chocado. A la niña tuvieron que amputarle una piernita y su papa, quien es papa y mama de ella y sus hermanos, persona bastante humilde tubo que acudir a la ayuda de la ciudadania ya que la sedena no quiso ayudar a la niña. Ya son muchos los casos en que gente del ejercito lejos de ayudar peerjudica grandemente a los cuidadanos que deberian de protejer.

Deja un comentario

Libros

Twitter