CRIMINALIZAR A EXTRANJEROS:EL ERROR

04 marzo, 2011 por ricardo Publicado en Noticias | Sin comentarios »

Si usted, como yo, se ha preguntado por qué las leyes migratorias parecen contradecir todos los discursos de Derechos Humanos en el mundo, encontrará algunas claves en la siguiente entrevista. La Doctora Leticia Calderón Chelius ( @leticalchelius en Twitter) es una experta mexicana que tiene el don de desmenuzar y explicar claramente uno de los problemas más graves que enfrentan las y los migrantes del mundo, y de México claro: la discriminación originada por un doble discurso aunado a políticas públicas fallidas y leyes contradictorias. Las respuestas son claves para la intervención efectiva.

LAS RELACIONES INTERNACIONALES DE MÉXICO

Los migrantes en la era de la globalización

Dra. Leticia Calderón Chelius

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: Muy buenos días a nuestro auditorio de Radio UNAM, les saluda Miguel Marín Bosch, director general del Instituto Matías Romero. El día de hoy conversaremos con la doctora Leticia Calderón Chelius, profesora-investigadora del Instituto José María Luis Mora, quien nos hablará acerca de los migrantes en la era de la globalización.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué características asume el fenómeno migratorio en la era de la globalización?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Una de las cuestiones más interesantes es que se entrelazan muchos de los procesos que vemos de manera aislada en cada lugar, es uno de los fenómenos más nuevos como producto de la tecnología de fin de siglo y de la capacidad también a nivel organizativo, de muchos grupos que están logrando conectarse. Diría que ese es uno de los fenómenos más novedosos y más característicos de esta época.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué elementos deben ser considerados en la formulación de políticas relacionadas con el fenómeno migratorio?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: He pensado mucho sobre la cuestión que tiene que ver con políticas, no sólo nacionales, sino que sobrepasen esta necesidad de resolver un problema considerado como de un país, tenemos ejemplos muy interesantes de políticas trasnacionales que se discuten entre bloques de países, pero lo que me parece muy elemental, es que las cuestiones como los derechos humanos adquieran una connotación que se pueda respetar a cabalidad en ámbitos trasnacionales o supranacionales. También estamos viendo que la capacidad de respuesta de los grupos más organizados de migrantes y la demanda de políticas relacionadas con este fenómeno, las estamos viendo de una manera más contundente en ambas partes, tanto en las políticas que tienen que reconocer a esos flujos más entrelazados y comunicados, y al mismo tiempo, estos grupos organizados dentro de los flujos tienen una posibilidad de demandarle más al Estado. Considero que es un elemento muy propio de la época que estamos viviendo.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: Con base en lo que acaba de decir, ¿cuáles deben ser las medidas a tomar por los diferentes países para atenuar el impacto de estas violaciones a los derechos humanos?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Algo fundamental es atacar realmente la cuestión que tiene que ver con criminalizar a los extranjeros en cada país; es decir, en México se está avanzando en ese punto, estamos en un proceso muy interesante por cierto, pero justamente al modificar las leyes, es donde la migración se iguala a la criminalización, hay penas muy fuertes incluso, en nuestro caso, mucho más fuertes de las que vemos en Estados Unidos. Por otro lado, los Estados tienen que perseguir a los grupos que organizadamente actúan criminalmente contra los migrantes. Un tercer aspecto, es sin lugar a dudas, que las policías no sólo migratorias, sino que en general, tienen que actuar conforme a derecho, eso lo vemos en muchos países, pero en el nuestro resalta esta cuestión, donde los extranjeros que cruzan por nuestro país y los mismos mexicanos cuando regresan, se siguen quejando de ese punto. Entonces hay cuestiones muy pragmáticas en las que los Estados están reaccionando, pero creo que todavía con mucha tibieza porque los datos son contundentes frente a lo que vemos.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué calificación le daría a México de 1 a 10 en esta materia?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Creo que un 6.5 porque México si ha hecho cosas, ha invertido en el tema a nivel de docencia, de llevar a cabo prácticas de seguimiento, pero al mismo tiempo seguimos viendo que la impunidad y el acoso por parte de las autoridades migratorias en el sur de la frontera, donde se repite esta historia de manera constante, por parte de las propias autoridades, no es algo que afecte sólo a los migrantes, sino en general a la ciudadanía, sabemos muy bien del problema de los derechos humanos en nuestro país, pero en este caso hay más vulnerabilidad, dada la condición de extranjería o de retorno de nuestros paisanos. Entonces le damos un aprobado para no dejarlo fuera, porque creo que tampoco es correcto, pero México debería de tener como ejemplo hacia el mundo una política migratoria para avanzar en este tema.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Por qué es importante que se fortalezca la Convención sobre los Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus Familias, así como otro tipo de instrumentos jurídicos internacionales relacionados con el tema?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: En el caso de la Convención, porque es un instrumento jurídico que ha sido firmado por la mayoría de los países que están en el lado de los que emigran y no tanto de los países que reciben. Considero en ese sentido, que se ha vuelto un instrumento de demanda política internacional global, para mostrar las debilidades de lo que los países receptores no han logrado hacer, no lo han aceptado como un problema de sus realidades y, tiene un carácter moral esta Convención, que fue firmada por algunos, pero rechazada por otros.

Contiene además elementos muy de avanzada, que en algunos casos justamente reconocen la condición de los grupos como familias, tanto de los países de origen como de destino, así como una serie de causas. Por ejemplo, en el caso de México, la firmamos y aceptamos el derecho no sólo de los mexicanos a tener una defensa legal en otro país, sino también nos comprometemos a hacer una serie de cosas por los extranjeros en nuestro país, que van desde lo elemental de los derechos humanos, hasta por ejemplo, los derechos políticos ampliados. En nuestro país todavía no se inicia un debate sobre estos, que serían el derecho al voto de los extranjeros en México como tales, más allá de que ese debate vendrá, lo interesante es que se firmó hace varios años y es el tipo de instrumentos que nos van a permitir avanzar.

Hay otros instrumentos que me parecen fundamentales porque crean precedentes, como son la posibilidad de que las naciones como México demanden e insistan en un marco que sobrepase a la relación, como es el caso con Estados Unidos, donde se pueda tener una especie de presión internacional más fuerte, que también nos avale. Por lo tanto, los instrumentos internacionales hacen que muchas voces y muchas naciones, puedan poner los ojos en el tema y eso crea un precedente que tenemos que explotar todavía más.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: México fue un gran promotor de esta Convención.

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: México es un gran promotor y de hecho, es de los países que sigue promoviéndolo de manera muy fuerte. Creo que definitivamente es un acierto, pero en ese sentido, México también tendría que estar aprobando, aunque no se haya ratificado a nivel internacional, tendría que ir en avanzada, diciendo: “nosotros ya cumplimos con la Convención”, sería la ejemplaridad que tendríamos que mostrar en este tema, demostrando que estamos haciendo todo lo que corresponde, en términos de nuestra propia firma. Creo que eso también a nivel de la sociedad civil, de la academia y de los medios, nos sirve para tener un marco a partir del cual podemos demandarle al propio Estado mexicano lo que ha hecho, lo que ha firmado y que no ha concluido, por eso este instrumento me parece fundamental.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué países receptores de migrantes no la han firmado?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Estados Unidos para empezar, igual que en otros temas como el calentamiento global, o como los que tiene que ver con el desarme. Desafortunadamente, Estados Unidos no negocia y no entra en la discusión, por eso es importante que un buen número de países, que representan al sur, lo estén firmando y que se constituya como que un instrumento de legitimidad política para demandar cuestiones. A pesar de que Estados Unidos no lo firma, en ese país hay voces muy progresistas, como sabemos, que le demandan a su propio gobierno el avanzar en esta ratificación. Me parece que eso es lo que más importa en el caso nuestro.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué países receptores la han firmado?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: La mayoría de los países de América Latina, Centroamérica, México, algunos de África. Creo que el liderazgo de México no se ha visto con otros países, por ejemplo, pensaba en Brasil o Argentina, pero si hay acuerdos en el cono sur donde se ha avanzado más en un cuestionamiento regional, no tanto a nivel global, porque no se había visto como un problema que avanzará de una manera contundente como lo tenemos nosotros, pero que cada vez los obliga a incorporarse a esta discusión del flujo migratorio que sobresale de su ámbito inmediato. Creo que vamos a ver más fortalezas de este instrumento y, específicamente, el liderazgo de países como México en éste, resaltará más cuando tenga la calidad moral de decir: “he cumplido con el 98% de lo que firmé”.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué papel debe jugar la cooperación internacional en este terreno? Y ¿en qué sentido?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Soy totalmente partidaria de la cooperación internacional. Creo que la posibilidad que tienen los grupos y las naciones, de crear una fortaleza más contundente frente a los otros, sean similares o más fuertes, es fundamental. En el Instituto Mora donde laboro, tenemos una maestría en cooperación internacional, uno de los principios fundamentales es apostar a eso, porque la armonía en términos legales y jurídicos a futuro se puede dar a partir de la cooperación internacional. Creo que sería una pregunta de entrada obligatoria, la cooperación es fundamental para avanzar en el tema migratorio, no hay vuelta de hoja.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Cuál fue el objetivo de la Primera Cumbre de Comunidades Migrantes Latinoamericanas, que se llevó a cabo del 10 al 13 de mayo en Morelia, Michoacán?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Primero tuvimos el coloquio que se llevó a cabo en el Instituto Mora, en la Ciudad de México y después muchos de los participamos en el coloquio nos fuimos a la Cumbre. Fue muy interesante, al ser la primera reunión a nivel global donde se reúnen activistas migrantes de todo el mundo. El objetivo era en primer lugar, crear una interacción entre los grupos que participaron, al principio se esperaba que la inmensa mayoría sería de mexicanos y efectivamente, así fue, pero la convocatoria logró atraer a compañeros organizados de todo el mundo, de muchas latitudes desde África, de Europa, el objetivo contundente que se logró fue la creación de una agenda, poner una serie de elementos, que están ahí, pero vistos desde la perspectiva de estos grupos organizados de migrantes. Fue más un escenario de interacción, de discusión y de conocerse mutuamente.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Quiénes participaron?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Participaron grupos de mexicanos en Estados Unidos, muchas federaciones y clubes, pero también muchos grupos venían de España, que por ejemplo, varios de ellos habían hecho una precumbre para llegar con una agenda muy acabada. Estamos hablando de colectivos de ecuatorianos, de peruanos, de varios países de África, que están organizados no sólo por país sino como comunidad africana, por ejemplo, los que venían de Francia. Lo que vimos fue una pluralidad de presencia y también eso fue importante, teníamos funcionarios, algunos académicos y muchos medios de comunicación, que le dieron una pluralidad e hicieron los debates muy interesantes.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Cuáles fueron a su juicio los principales logros alcanzados en esa Cumbre?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Los principales logros tienen que ver con la declaración de carácter político que cuestiona la realidad que se está viviendo en todas partes del mundo, no solamente en Estados Unidos, que sería lo que tenemos más contundente los mexicanos, hay una serie de políticas que están cuestionando la presencia de los extranjeros, están llegando a niveles de polarización muy fuertes las sociedades receptoras, cualquiera que me diga, Francia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos; hay niveles de polarización respecto al tema migratorio. Lo que se logró como objetivo es hacer una declaración importante, hablar de la realidad de este fenómeno como parte inherente del proceso que estamos viviendo y que en ese sentido, los Estados sobre todo los de origen, deben exigir a través de nuestra demanda ciudadana, que los países receptores empiecen a alternar una serie de elementos distintos, por ejemplo, que se dejen de manejar estereotipos sobre los migrantes, ya que eso contribuye de manera muy poco favorable al debate de cada país. Entonces, la importancia de una declaración de carácter político como ésta, es que es la primera que vemos a nivel mundial.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué opinión tiene de la cobertura que se le dio en los medios de la comunicación?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: La verdad, quedé muy impresionada, con mucha antelación los organizadores calculaban de manera exitosa la presencia de entre 300 y 400 personas, al final llegaron 700 participantes. Un dato que me llamó la atención fue que un porcentaje muy elevado, casi el 50% de quienes participaron pagaron una cuota, que desde mi punto de vista era alta, pero la pagaron, lo que habla también de una dinámica de participación donde los medios tuvieron un papel importante, primero en la difusión y sorprendentemente en la propia cobertura del evento, había gente de varias partes de México, pero a través de Internet, su proyección llegó a cualquier cantidad de lugares; además como estamos hablando de grupos políticamente organizados, eso también multiplicó la cobertura, creo que es importante señalarlo, porque si solamente fuera un encuentro académico o de migrantes de manera más general, tal vez no tendría esta proyección. Lo que vimos es que la proyección en términos de medios fue muy interesante.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué futuro le ve a una cumbre de este tipo a nivel mundial?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Fue una de las demandas incluso, de la declaración final de la Cumbre, la realización de un evento a nivel mundial, propiciado sobre todo por los Estados, porque se cree y, creo que de manera totalmente justa, que en la medida en que el tema se pueda ver con sus múltiples caras de manera distinta y menos estereotipada, se va a avanzar en la propia comprensión del fenómeno. Entonces, la generación de una cumbre es lo que permite avanzar en el conocimiento por parte de la sociedad, por ejemplo, ahora cuando hablamos del calentamiento global, ya todos sabemos de que se trata y eso no se hubiera logrado sin este ejercicio metódico de poner el tema en la agenda mundial. Creo que hacia allá va esta petición de generar, por ejemplo, el día de la migración y una serie de elementos que reconozcan tanto Naciones Unidas, como los propios Estados receptores y expulsores, como uno de los fenómenos propios de nuestra era.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Qué otros sectores además de los gubernamentales, académicos y organismos internacionales, deberían ser tomados en consideración para la elaboración de políticas más comprensivas relacionadas con este fenómeno?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Creo que lo principal sería justamente que los sectores involucrados que han aportado muchísimo, las mismas organizaciones no gubernamentales. En el caso de México, el tema nos está desbordando, lo escuchamos de manera muy repetida, pero son estos actores los que están poniendo los temas en la agenda, por ejemplo, creo que en la academia se habla a nombre de los propios migrantes, uno da cuenta testimonial analíticamente de la problemática de quienes participan en este fenómeno. Considero que a partir del conocimiento muy amplio de estos sectores, deben ser considerados de manera directa, obviamente, junto con los sujetos que participan del flujo migratorio, ese es un tema interesante, quien es migrante, dejó de ser un punto externo; es decir, es migrante aquel trabajador agrícola en esta visión un poco antigua del fenómeno migratorio, debemos empezar a entender que un migrante es cualquiera que en algún momento dejará su país y se insertará en otra realidad. Ustedes en el Servicio Exterior saben de eso, en qué momento uno cambia de residencia y puede volver o no, porque eso también es parte del fenómeno contemporáneo. Entonces, la posibilidad de ser potencialmente migrantes, creo que también los hace a todos sujetos del proceso, aún sin ser migrante de facto o no haberlo sido todavía. Ese es un punto que creo que es interesante.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: Doctora Calderón, como académica ¿qué tipo de estudios deben de impulsarse en este sector a fin de que reflejen las nuevas realidades del fenómeno migratorio?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Me parece que es muy interesante en el caso mexicano empezar a impulsar los estudios que aborden el impacto que la migración tiene en nuestro país, nunca sabremos demasiado, pero lo que conocemos es por la academia norteamericana, por los estudios sobre la inserción de los migrantes en el país receptor, toda la problemática, la asimilación, la dificultad que implica el propio proceso. Pero ante la contundencia y ampliación del fenómeno a nivel nacional, sabemos poco de esos impactos a nivel local, al nivel más sentido de la propia comunidad que recibe expulsa y vuelve a recibir, que resulta muy tocada por el fenómeno.

Simplemente, por mencionar un ejemplo, hablamos mucho de migración de retorno cuando la gente envejece, eso es uno de los mitos también de la migración, pero es real, mucha gente tiene como expectativa por lo menos en términos de un sueño, volver al país, si tuviéramos un regreso de migrantes envejecidos cómo enfrentaría el Estado simplemente, las condiciones de salud pública o de protección civil, con una población de estas características; es un ejemplo mínimo, pero apunta a la necesidad de que vayamos encausando investigaciones hacia esos temas, donde México también recibe un porcentaje muy importante de gente de retorno, tal vez no a vivir de manera definitiva, pero un número importante si lo hace en cierto momento. Debemos impulsar ese tipo de investigaciones para avanzar con suficiente anticipación a lo que vendrá más adelante. Es sólo un pequeño ejemplo, podría señalar muchos más, como crear marcos para entender las nuevas regulaciones internacionales y lo que México puede adoptar de manera sana o lo que realmente nos sirve. Éstas serían sólo algunas líneas, pero podrían ser bastantes más.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: ¿Cuál debería ser la piedra angular de todos estos esfuerzos para humanizar, por así decirlo, el fenómeno migratorio en la era de la globalización?

DRA. LETICIA CALDERÓN CHELIUS: Creo que tendría que ver con las percepciones, que se pueda generar una visión justamente de que los migrantes no son los otros versus nosotros, sino que es un fenómeno que forma parte inherente de las sociedades en términos más amplios, prácticamente, todos tenemos algún familiar viviendo en el exterior, de manera temporal o radical, si pudiéramos entender eso, como una parte de la época que estamos viviendo, como una posibilidad, como un potencial y no como una cuestión que se criminaliza, que se ve con recelo, que mantiene esta cuestión de la distancia ante la diferencia; entonces estaríamos avanzando en un tema que es contundente y por supuesto, que no sólo llegó para quedarse, sino para avanzar mucho más en términos de la experiencia de vida que cada uno de nosotros y las futuras generaciones van a tener.

La movilidad internacional es una de las cosas que más vamos a ver desbordarse, creo que es una cuestión que avanzará más a nivel empresarial, se sabe mucho a nivel de un mercado laboral menos capacitado también, pero creo que esa conciencia del fenómeno migratorio como algo mucho más natural, menos diferenciado de la experiencia de vida que tenemos cada uno de nosotros, no como una vida plana y dirigida donde se considera a quien migra, simplemente, como alguien que desertó. Creo que eso sería una cosa muy interesante, que cambiaría mucho la percepción en nuestra sociedad y en el resto del mundo. Si pudiéramos demandarle eso a un país como Estados Unidos, en términos del manejo que hacen los medios, mencioné a ese país, pero lo mismo diría de países como Francia, donde en el debate de la carrera presidencial, el tema migratorio fue muy candente y siempre es, ellos versus nosotros, los que si somos realmente de esta nación. Entonces, en ese aspecto iniciaría el punto angular que mencionaba usted para humanizar el fenómeno.

EMB. MIGUEL MARÍN BOSCH: Le agradecemos a la doctora Leticia Calderón Chelius, profesora-investigadora del Instituto José María Luis Mora, por su participación en este espacio.

PARA LEER MÁS SOBRE EL TRABAJO DE LETICIA CALDERÓN CHELIUS: www.migrantologos.mx

Programa 698 IMR

Esta es la versión escrita del programa transmitido el 29 de mayo.

Deja un comentario

Libros

Twitter