Obama: globalizar la esperanza

03 noviembre, 2008 por Lydia Cacho Ribeiro Publicado en PLAN B | 13 Comentarios »

El taxista es un joven vietnamita de treinta años cuya familia emigró a Francia durante la guerra de Vietnam. Al arrancar me preguntó mi nacionalidad. Inmediatamente relacionó México con los Estados Unidos. Ustedes rezarán para que gane Obama, aseguró más que preguntarme; la política internacional de Bush ha dañado al planeta entero, afirmó con argumentos sólidos.
Saliendo de una cena tomé otro taxi, el conductor era de origen iraní, escuchaba atentamente un programa radial de debate sobre elecciones en Norteamérica. Cuando le pregunté por qué estaba tan interesado, el hombre aseguró que si “logramos que gane Obama el mundo será un mejor lugar”. La apropiación de las elecciones norteamericanas me dejó impresionada. Un taxista franco-iraní no tiene acceso a las urnas americanas, pero ciertamente, como millones de personas en el mundo, entiende lo que significaría la llegada de  Barak Obama a la presidencia del país más poderoso del mundo.

Estaba en Paris, invitada por la UNESCO por la celebración del aniversario de la declaración de los Derechos Humanos. La charla sobre las elecciones norteamericana estaba en todas partes, desde los taxis hasta el metro y las mansiones de diplomáticos. Hablamos de derechos humanos, de las guerras en Irak y Afganistán, del tráfico de armas, de Guantánamo y la tortura; de México y su guerra contra el Narcotráfico. La saga de los Bush fomentó la violencia global. El mundo ha sufrido con frustración y desencanto, el creciente puño de acero que el gobierno norteamericano ha impuesto durante doce años. Sus valores patriarcales lograron promover la violencia, la intolerancia y el armamentismo. Tal vez por eso ahora, como nunca antes en la historia, se vive un fenómeno de obamismo internacional.
El joven candidato demostró su congruencia como senador y ha renovado la sensación de que sí hay esperanza de otras formas de gobierno más humanistas. No se necesita ser economista para entender que las políticas de un país impactan a las del resto del mundo. Los recientes rescates bancarios y las estrepitosas caídas de las bolsas internacionales han demostrado que la globalización del materialismo violento fomentado por los gobiernos de derecha en el mundo entero, tiene eco en los más remotos poblados de la tierra. La globalización llegó para quedarse.
El mundo, desde Alaska hasta Indochina, está habitado por hombres y mujeres que, al igual que Barak Obama, piensan que la paz, el equilibrio del ecosistema, la equidad y la diversidad son posibles.
George Bush ha buscado a enemigos como él, quienes en nombre de un Dios cruel y guerrero, hacen la guerra para apropiarse de territorios y bienes materiales.Para acumular poder. Su visión del mundo consiste en desintegrar y conquistar a los otros. MacCain sería más de lo mismo.
El taxista vietnamita, el iraní, el concierge francés, la aeromoza libanesa, la cantante Palestina, la campesina mexicana y el mecánico guatemalteco, saben que las elecciones norteamericanas del  4 de noviembre pueden cambiar al mundo. No se equivocan. Obama ha logrado compartir una idea simple y profunda que se refleja con el eslogan de su campaña: “No sólo te pido que creas en mi habilidad para cambiar al país, sino en la tuya propia para cambiar al mundo”. Más allá del resultado electoral el joven demócrata de origen multirracial nos recordó la posibilidad de globalizar la esperanza.  www.lydiacacho.net

13 Respuestas a “Obama: globalizar la esperanza”

  1. Ramon Mier dice:

    La primera vez que escuché a Obama fue por casualidad, me topé con el mientras hablaba en el programa de Oprah mientras yo buscaba algo que ver en la televisión de mi cuarto de Hotel.

    Logró capturar mi atención y a los pocos minutes estaba convencido de que sería el próximo presidente de los Estados Unidos. Vi con gusto como logró sobreponerse a Hillary y celebré su nominación.

    Sin embargo, al paso de las semanas fue creciendo mi preocupación por las infundadas esperanzas que se depositaban en él. Con horror vi cómo la gente olvidaba que Obama era lo que es: un político.

    Hoy a los ojos de millones Obama se ha convertido en una combinación de Supermán, Santa Claus y la Madre Teresa. Nos puede salvar de todo (del terrorismo, el calentamiento global, la crisis económica), nos puede dar lo que queremos (salud gratuita, pensiones, empleos) y todo porque es muy, pero muy bueno.

    La desilusión comenzará al día siguiente de que tome el poder. Pero no será culpa de Obama, sino de quienes se ilusionaron y se empeñan en creer que los problemas se solucionarán dependiendo de quién esté al frente del gobierno y se niegan a ver que en el fondo la mayor parte de los problemas tienen su origen en el gobierno.

  2. VEO A OBAMA COMO UNA GRAN ESPERANZA DE QUE LA ECONOMIA MUNDIAL SE ESTABILICE, PERO SI DUDA NOSOTROS COMO SOCIEDAD TENEMOS QUE CONTRIBUIR A ESTOS CAMBIOS, NO DEJEMOS QUE ESA ESPERANZA SE SIEMBRE EN UN SOLO HOMBRE, SINO TODOS CONTRIBUIR CON NUSTRO GRANO DE ARENA PARA QUE LOS CAMBIOS QUE NECESITA NUESTRO PLANETA SE DEN PARA BIEN… ADELANTE

  3. Jessica dice:

    La esperanza no le va a dar de comer a los ciudadanos de Estados Unidos, ni nos va a traer trabajos que son necesarios. Esta esperanza tampoco va a ayudar a Mexico con el tratado de libre comercio, Obama si Mexico y Canada no dan su brazo a torcer, multara a estos paises y el comerciolibre entre estas naciones va a desaparecer. La esperanza de Obama no nos brindara progreso, me podria explicar como se puede mejorar la economia de un pais cuando en lugar de ayudar a los negocios pequenos creecer incrementara los taxes de estos negocios y en turno los duenos tendran que despedir a sus empleados y aumentar los precios de sus productos? Me podria usted decir como esta esperanza de Obama nos brindara empleos a los estudantes universitarios que estamos por graduarnos? Esta esperanza de la que usted habla que ayudara al resto del mundo me podria decir como ayudara a los ciudadanos de Estados Unidos a tener una mejor vida? Como pude usted basar su criterio que Obama es la mejor opcion con las opiniones de foreanos que no tienen nada que ver en el proceso electoral de Estados Unidos? Se me hace absurdo que se dejen llevar por las aparencias de la “esperanza” que Obama ha prometido. Al final de cuentas, el presidente de Estados Unidos no tiene la ultima palabra cuando se trata de cambios en el pais, es el CONGRESO, que en Mexico no se tiene el mismo concepto politco?
    La marioneta del partido democrata, o sea Obama, si gana las elecciones de Estados Unidos nos llevara a un paso del socialismo y esto para mi es una desgracia. Por favor en lugar de basar sus opiniones en evidencias sentimentales, vea el record del senador Obama cuando se trata de inmigracion o porque este senor nunca se ha preocupado por visitar o lidear con paisis latinoamericanos.
    La esperanza no le dara de tragar al pueblo!

  4. […] Texto completo. Textos anteriores de Lydia CachoPresidente pederastaEl arte de vivir la verdadMujeres atrapadasParamilitares en casa¿Por qué creerle a García Luna? Huir de MéxicoBuenas noticiasRescatar a MéxicoEl personaje ficticio que Fox intenta crear de sí mismo Califica:  Loading … […]

  5. Ariza dice:

    Soy seguidora de Obama desde el pincipio, no simplemente por lo que representa simbolicamente para los Estados Unidos que una persona de color llegue al maximo poder, sino por los ideales que respalda el y su comitiva. Tenemos que estar concientes de que el solo no va a resolver los problemas, sino el trabajo en conjunto de todo un gabinete y professionales que haran labores de investigacion para el gobierno.

    Estamos en una etapa de cambios que aun que incomoden a muchos abriran las puertas a nuevas oportunidades y a nuevas estrategias tal vez nunca vistas en el pasado…

    Yo tambien escuche a Obama al principio de su campana..y me motivo escuchar sus palabras, me identifique con su mensaje y decidi apoyarlo.

  6. ESTADOS UNIDOS, NO ES MÉXICO: POR FIN UNA LUZ DE ESPERANZA

    Barack Obama devuelve la esperanza no sólo a los norteamericanos, sino al mundo entero.
    Hemos recibido el regalo de su presencia en la política y ésta equivale a decir: “Señoras y señores, no sólo el cinismo, la hipocresía y la simulación tienen cabida en las altas esferas del poder político. Es posible soñar, y lo más importante, también es probable convertir ese sueño en una realidad cotidiana.”

    Y así sin más, con el impulso de un soñador y el empuje de quien es fiel a sus convicciones – de quien cree en sí mismo viéndose en el espejo de los demás- se echó andar y conquistó al resto, sabiendo que lo que él soñaba era también el sueño de los otros.

    La autoridad que tiene Obama se apuntala en su ética; sus actos y su temperamento están en perfecta armonía con sus palabras.

    Alienta al mundo entero ver en la cúspide del poder a un hombre con la mayor virtud probable: LA ÉTICA.

    De Barack Obama se ha dicho que es un peligro para Estados Unidos, que es un Robin Hood, que es un musulmán, que es un ateo, que es para decirlo en una palabra: un SOBERBIO.

    En tiempos cuando ser “soberbio” significa renunciar y retar al cinismo, vislumbrar un mejor futuro y luchar cada día por conseguirlo.

    Lo mejor y lo peor del ejemplo político es su capacidad de “contagiar” a los demás. Barack Obama ha contagiado al mundo de fe, de ilusiones, de sueños.

    Hoy la “virulencia” del ejemplo político de Barack Obama es una luz de esperanza, es hoy la gran razón para imaginar, para vislumbrar, un mundo mejor.

    Barack Obama, bienvenido sea tu ejemplo.

    Muchas cosas hablan bien de un pueblo que tiene como líder a un hombre como tú, ya era tiempo.

    Verenice Naranjo G.
    México, 04 noviembre 2008

  7. Y para quien imagina que los “sueños” no son importantes… desconoce la historia universal.

    ¿Alguien en serio imagina que el mundo se traza de otra forma?

    ¿Puede alguien imaginar que no fueron sino sueños antes de ser realidad… eso de inventar vacunas, construir aviones, armar automóviles, levantar rascacielos?

    Si no fuera por los “sueños”, seguiríamos viviendo como en la la época de las cavernas, o en la Edad Media, o al menos aún tendríamos funcionando a la santa Inquisición.

    Así de grave es la imposibilidad de soñar.

    Hoy nos corresponde soñar por la equidad de géneros, por la equidad social, por toda clase de equidad.

    Como siempre, el primer impulso corre por cuenta de soñar.

    Así, se inventa, así se alienta. NO hay más.

  8. Y para quien imagina que los “sueños” no son importantes… desconoce la historia universal.

    ¿Alguien en serio imagina que el mundo se traza de otra forma?

    ¿Puede alguien imaginar que no fueron sino sueños antes de ser realidad… eso de inventar vacunas, construir aviones, armar automóviles, levantar rascacielos?

    Si no fuera por los “sueños”, seguiríamos viviendo como en la la época de las cavernas, o en la Edad Media, o al menos aún tendríamos funcionando a la santa Inquisición.

    Así de grave es la imposibilidad de soñar.

    Hoy nos corresponde soñar por la equidad de géneros, por la equidad social, por toda clase de equidad.

    Como siempre, el primer impulso corre por cuenta de soñar.

    Así, se inventa, así se alienta. NO hay más.

  9. estoy feliz de saber que tenemos una esperanza en los paises de latinoamericanos, porque USA ha sabido elegir un presidente que piensa con sentido social, en nosotros, los paises en via sde desarrollo, FELIZZZZZZZZ, ESTOY MUY FELIZ Y DESEARÍA CUMPLIR MI SUEÑO DE CONOCER UN PERSONAJE TAN ESPECIAL. DESDE NEIVA- HUILA- COLOMBIA

  10. Daniel dice:

    Concuerdo con muchos de ustedes, yo soy peruano y si bien no creo que Obama pueda solucionar todos los problemas que existen y por los que atraviesa EEUU; si creo que él personifica lo que todos algún dia soñamos muy de niños pensando qué haríamos si fuéramos presidentes de nuestros respectivos países, él cumplió ese sueño con esfuerzo, dedicación. Obama nunca se olvidó de soñar y… jamás pensé decir esto de otra persona, es alguien que me inspira y cada vez que pienso en él y su historia siento que no hay nada imposible…

  11. Ramón dice:

    Muy bonito eso que escribio la persona que se refiere a los sueños.

    si es verdad que todo comienza siendo un sueño.

  12. Lydia, acredito que está habitado por hombres y mujeres que, al igual que Barak Obama, piensan que la paz, el equilibrio del ecosistema, la equidad y la diversidad son posibles. Es misericordioso nuestro Dios, y no cruel y guerrero como acredita y pregona George W. Bush, Él simplemente quiere acumular poder, en desintegrar y conquistar a los otros pueblos.

  13. bastian al lado dice:

    San Obama o Santa Claus (me hizo reír el comentario de R. Mier)…

    Lo más que el compadre Barak podrá lograr, si es que antes no logra matarlo algún grupo defensor de la “minoría blanca”, será estabilizar la economía de EEUU, muy al estilo Clinton, y que una parte del planeta aminore el odio que siente hacia ese país…pero no nos hagamos ilusiones: Obama no por ser mulato ha dejado de ser gringo (o a poco les parece muy simpática por ser morenita la nefastona Condoleezza Rice?)… no olvidemos que las promesas de campaña son solamente exageraciones diseñadas para atrapar a más votantes.

    Y sí, de que Obama era mejor opción de McCain, es un hecho incuestionable, pero no deja de ser parte de un sistema político que huele a podrido.
    A nosotros nos queda esperar, soñar, que México deja de ser, solo un momento, el patio trasero de EEUU para convertirse en el cuarto de servicio…

    (^_*)

Deja un comentario

Libros

Twitter